Contribución argentina al conocimiento de la forma y dimensiones de la Tierra

Identificación de algunos puntos trigonométricos del Arco de Meridiano Argentino.

S. Paolantonio

Descargar texto completo en PDF (3,15 MB)

El 21 de diciembre de 1936 fue tratado en la Cámara de Diputados el proyecto de ley para la medición de un arco de meridiano en territorio argentino. Sancionada bajo el número 12.334, la ley incluía 10 artículos, el primero establecía que los objetivos de las tareas a realizarse, eran satisfacer las necesidades prácticas de las obras públicas, así como la investigación sobre la forma y dimensiones de la Tierra.

Se creaba una comisión autónoma dependiente del Ministerio de Justicia e Instrucción Pública – a cargo de Jorge de la Torre, era presidente Agustín P. Justo –. Más tarde, fue designado para presidida el Ing. Félix Aguilar, director del Observatorio Astronómico de La Plata y promotor de la ley.

Ayudarían con los trabajos que debían realizarse, el Instituto Geográfico Militar, el Servicio Hidrográfico de la Marina, las universidades de Buenos Aires, La Plata y Córdoba, y el Museo de La Plata. El presupuesto anual asignado fue de 230.000 pesos moneda nacional, durante los 12 años que se esperaba duraría la empresa (Anónimo 1936; 391-392).

arco01

 Félix Aguilar pronuncia en 1936 una conferencia sobre las futuras mediciones del arco de meridiano argentino, en el Instituto Popular de Conferencias en Buenos Aires (Caras y Caretas, N° 1981, 19/9/1936).

El arco a medir se extendía unos 4.400 kilómetros, siguiendo una línea coincidente con el meridiano de 64° oeste – cercano al de referencia utilizado en ese momento, correspondiente al círculo meridiano del Observatorio Nacional Argentino con sede en Córdoba –, entre las latitudes sur 22° y 40°, que luego se desviaba para seguir el meridiano 70° oeste, hasta – 52°, y posteriormente el meridiano 68° oeste hasta -55° (Babini 1951 y Ortiz 2005).

Además de las determinaciones astronómicas de longitud, latitud y acimut, y las geodésicas de triangulación y nivelación de precisión, también se previeron mediciones gravimétricas y del nivel medio del mar en diversos puntos de la costa atlántica.

Iniciados los trabajos, en 1940 Aguilar destacó la importancia que tenía el emprendimiento para el conocimiento en la región del hemisferio sur, del apartamiento de la verdadera forma de la Tierra – geoide – y el elipsoide de rotación, utilizado para aplicaciones prácticas. Señaló además, la posibilidad de utilizar los resultados de las mediciones gravimétricas en la fijación del aplastamiento terrestre, así como en la valorización de las nivelaciones astronómicas y en las geométricas de alta precisión (Anónimo 1940).

Lo dicho, hace evidente la importancia que en aquel momento se le otorgaba a la determinación de la forma y dimensiones de la Tierra[1].

arc02

Las mediciones de arcos de meridiano en la región ecuatorial y polar de la Tierra, permitieron precisar su forma y dimensiones (S. Paolantonio).

Las mediciones de los arcos de meridiano en diversas partes del globo, así como otras muchas investigaciones geocientíficas realizadas a lo largo del tiempo, paulatinamente permitieron precisar el geoide y los valores de la intensidad gravitatoria en los distintos puntos de la Tierra. Estos conocimientos resultaron de gran importancia para el desarrollo de muy diversos aspectos de interés civil y también militares, en particular en la última mitad del siglo XX, en relación a los sistemas de navegación de los misiles balísticos.

Como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, las tareas se prolongaron más allá de los 12 años previstos inicialmente. En 1944, un año después del fallecimiento de Aguilar, la comisión fue absorbida por el Instituto Geográfico Militar – hoy Instituto Geográfico Nacional – y en 1954 pasó a depender de la Secretaría de Guerra (Ortiz 2005; 178).

La medición del arco de meridiano ha sido objeto de estudio de varios historiadores, tal el caso de J. Babini (1977) y en especial por E. Ortiz (2004 y 2005).

Antecedentes

Durante el proceso de formación de la Academia Nacional de Ciencias, a principios de la década de 1870, se contrataron los primeros catedráticos, entre los cuales se encontraba Christian August Volger. Este científico alemán, designado en abril de 1873, enseñó matemática por un muy breve período en 1874, dado que fue cesanteado ese mismo año, junto a la gran mayoría de los profesores, como consecuencia de fuertes desavenencias con el director de la  Academia, German Burmeister (Tognetti y Page  2000). Volger, tenía entre sus proyectos la gestión de la medición de un arco de meridiano, el que no pudo concretar debido al corto tiempo que estuvo en Argentina (Ortiz  2005).

Casi una década más tarde, a fines de 1882, el Inspector de Escuelas Paul-François Groussac[2], planteó al gobierno nacional realizar la medición de un arco de meridiano y efectuar trabajos de triangulación geodésica del país, apoyando la idea del gobernador de Buenos Aires, Dardo Rocha. La propuesta nació por sugerencia de astrónomos franceses que se encontraban en Argentina para observar el tránsito de Venus.

El Contra Almirante Ernest Mouchez, director del Observatorio de París, que colaboró con la fundación del Observatorio Astronómico de La Plata, en aquel momento dependiente de Buenos Aires, había destacado la importancia de este trabajo en una carta dirigida al Ministro de Obras Pública de la provincia, Manuel Gonnet:

“Esto permitirá además, a la República Argentina, hacer un grandísimo servicio a la ciencia, dando la medida de un gran arco de meridiano en el hemisferio sud.” (Mouchez en La Nación, 2/9/1882)

Al año siguiente, el Ministro de Justicia e Instrucción Pública Eduardo Wilde, consulta al Observatorio Nacional Argentino sobre la factibilidad del emprendimiento. Estando ausente el Director, Dr. Gould, el establecimiento se encontraba a cargo del primer astrónomo John Thome, quien se encargó de contestar la requisitoria:

 “… de indudable utilidad, relativamente fácil ejecución en terreno pampeano como éste, de gran interés científico y su realización será de provecho para el país entero…” (Thome a Wilde, 15/09/1883)

obs01

Copia de la carta de J. Thome al Ministro Wilde en contestación a la consulta sobre la posible medición de un arco de meridiano argentino, 15/09/1883 (Archivo OAC, dig. S. Paolantonio).

Más allá de esta opinión favorable, aclaró que no correspondería la realización de la tarea al Observatorio Nacional, y señaló que la persona más adecuada para responder la consulta era Gould, dada su amplia experiencia en estos temas.

Luego de su regreso al país a fines de octubre, el Dr. Gould, a pesar de lo indicado por Thome, se expresa en contra del proyecto. Además de no considerar en ese momento factible su realización, aparentemente Gould pensaba que la propuesta era un intento  de obtener dinero al estado (Ortiz 2005; 132). Probablemente, también influenció la rivalidad profesional y personal entre Gould y los directores de los observatorios de París y La Plata (Paolantonio 2011; 11-16).

En diciembre de 1883, Wilde finalmente desestimó el proyecto argumentando razones económicas.

Estaciones identificadas

Muchos fueron los resultados obtenidos y logros relacionados con las ciencias astronómica, geodésica, geofísica y oceanográfica, productos de las mediciones realizadas para el Arco de Meridiano Argentino. Habiendo transcurrido tres cuartos de siglo del inicio de este notable emprendimiento científico, los numerosos pilares y torres que marcan los puntos de la triangulación a lo largo del arco, evidencias palpables de su realización, merecen ser resguardos por ser patrimonio histórico científico.

En esta primera etapa del trabajo, se ha investigado la ubicación de tres estaciones ubicadas en las proximidades de la ciudad de Córdoba: la del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Córdoba, situada en pleno centro de la ciudad, el punto Monumento Stefford distante unos 22 kilómetros en línea recta en dirección suroeste y la estación Pan de Azúcar, que se encuentra a 29 kilómetros en dirección noroeste.

El hito que se ubica en el Observatorio Astronómico, ha sido cuidadosamente resguardado, por lo que su estado de conservación es muy bueno.

En cuanto al punto ubicado al Este del monumento erigido a Myriam Stefford, pudo identificarse con facilidad debido a que la torre de 15 metros de altura aún se mantiene en pié. A pesar que los dueños del campo en que se encuentra han tenido especial cuidado de no afectar la zona, el simple paso del tiempo ha llevado a un evidente deterioro tanto del pilar de hormigón armado que sostiene el medallón, como de la estructura metálica de la torre.

Finalmente, el punto del cerro Pan de Azúcar, ubicado frente a la vivienda que otrora fuera una hostería, resultó de difícil identificación. Las modificaciones del entorno y las imprecisiones en las coordenadas encontradas, fueron las principales causas. Si bien el mojón y el medallón ya no existen, gracias a las referencias existentes en Mateo 1948 y la información brindada por los moradores, fue posible precisar el lugar probable en que se encontraba.

 arco03 Ubicación de los tres puntos identificados (en rojo) del Arco de Meridiano Argentino (Babini 1951; 146, Mateo 1948).

arco04

Ubicación de las estaciones identificadas  (S. Paolantonio, imagen base Google Earth).

 Observatorio Astronómico

El punto trigonométrico se sitúa en la terraza del edificio principal del Observatorio, sobre el meridiano correspondiente al primer Círculo Meridiano de la institución – exhibido en el pasillo central, a nivel de planta baja -. Como se mencionó, el meridiano que pasa por este instrumento sirvió de referencia para todo el territorio argentino hasta 1920.

El medallón que señala este punto, se encuentra incrustado en una mesa de granito, sostenida por un pilar hueco de hormigón armado, construido en noviembre de 1939. Este pilar, reemplazo a otro anterior, de construcción más precaria, realizado unos 12 años antes (Nissen 1940)[3]. El medallón, de 142 mm de diámetro y 5 mm de espesor, está elaborado en bronce. Posee un orificio en su centro, con una tapa. En sobre relieve, tiene dibujados tres círculos concéntricos, un triángulo en torno a la tapa central y una pequeña estrella de cinco puntas ubicada en la periferia, posicionada al Sur. Incluye las leyendas “Arco meridiano argentino”, “Ley 12.334” y “Punto trigonométrico”, todas escritas en mayúsculas.

obs Ubicación de los puntos trigonométrico y altimétrico en el predio del Observatorio Astronómico. Ambos se sitúan sobre el meridiano que pasa por el viejo Círculo Meridiano de la institución, estando el punto altimétrico a una distancia de 70 metros al sur del trigonométrico  (S. Paolantonio, imagen base Google Earth).

obs03

Fotografía tomada el 12 de abril de 1940, de la torre montada en torno al pilar  actual del punto trigonométrico, ubicado en la terraza del Observatorio Astronómico de Córdoba. Fue desmontada el 12 de agosto de ese año (Archivo OAC, dig. S. Paolantonio).

obs02

 Mástil de 7 metros de altura, ubicado en torno al pilar, montada con anterioridad a la tore mostrada en la anterior fotografía (Anónimo 1940, 223).

obs04Pilar de hormigón armado con mesa de granito, del punto trigonométrico del Observatorio Astronómico de Córdoba. Izquierda, vista mirando al Este, derecha, vista al Oeste. En la imagen de la izquierda se puede ver la tapa lateral que permite ver el interior del pilar. Dimensiones: pilar = 51 x 80 cm y 120 cm de altura, mesa = 56 x 86 cm y 7 cm de espesor (S. Paolantonio).

En 1940, Félix Aguilar destacaba que se encontraban medidos 17 vértices del arco de meridiano, correspondientes a la zona incluida en la provincia de Córdoba (Anónimo 1940). Por otro lado, en el informe al Ministro de 1939 del entonces director del Observatorio Nacional Argentino, J. J. Nissen, se destacó que se realizarían mediciones en 1940 (Nissen 1940). Dado que la torre montada sobre el pilar para realizar las observaciones, se desmontó en agosto de ese año, se concluye que los trabajos se llevaron adelante hasta esa fecha.

obs05Medallón del punto trigonométrico del Observatorio Astronómico de Córdoba,. Fabricado en bronce, posee un diámetro de 142 mm y 5mm de espesor. Al centro se distingue la tapa – 20 mm de diámetro – que obstruye el orificio central. La estrella está ubicada al sur. Los lugares lisos destinados a grabar la identificación del punto y el año están en blanco. La denominación del punto es 4-I-254 (Rodríguez 2011)  (S. Paolantonio).

obs06 Vista de la terraza del Observatorio Astronómico con el pilar al fondo, vista mirando al oeste (S. Paolantonio).

 

Además del punto trigonométrico, se ha podido ubicar, 70 metros al sur , un mojón con un punto altimétrico. El medallón que lo señala es similar al trigonométrico, con las salvedades que se indica “Punto altimétrico” y no tiene en su centro el orificio. Está identificado como N9 PF 17.

obs07Punto altimétrico identificado en los predios del Observatorio Astronómico de Córdoba,  “N9 PF 17”. El mojón, de hormigón armado, tiene una dimensión de 20 x 20 cm (S. Paolantonio).

obs08 Punto altimétrico, fotografía obtenida mirando al Norte. Al fondo se ubica la sede del Observatorio Astronómico (S. Paolantonio).

Entre 1937 y 1942[4] se realizaron reiteradas mediciones gravimétricas en la sede del Observatorio. Las efectuadas entre 1940 y 1942 estuvieron vinculadas a las campañas organizadas por la Comisión del Arco Meridiano Argentino. Fueron llevadas adelante por José Mateo y Enrique Levin, utilizando un aparato cuadripendular del Instituto Geográfico Militar (Mateo 1945). Los lugares de medición se situaron en el sótano de la institución, los correspondientes a la década de 1940 están señalados con un medallón, que actualmente se encuentra en una oficina cuya puerta de entrada se ubica frente a los cimientos del viejo círculo meridiano. El medallón de bronce, identificado con BGC N3, tiene en su centro el dibujo de una plomada. Las leyendas indican “Ejercito Argentino”, “Instituto Geográfico Militar”, “Ley N° 12.686” y “Hasta cuatro años de prisión a quien destruya esta señal”.

obs09

Medallón que señala el lugar de las mediciones gravimétricas realizadas entre 1940 y 1942  (S. Paolantonio). El esquema indica el punto en que se ubica en el sótano del edificio del Observatorio respecto al círculo meridiano (Mateo 1945).

Hostería Pan de Azúcar

El punto situado en el cerro “Pan de Azúcar” o “Supaj Ñuñú”, se ubicaba del lado norte frente a las cocheras de la Hostería Pan de Azúcar, a una altura sobre el nivel del mar de 1.260 metros.

Actualmente, el edificio es utilizado como vivienda familiar, y décadas atrás las cocheras fueron cerradas, quedando el pilar bajo una pared. En el predio se encuentran otros edificios, un monumento a Carlos Gardel y la base de una aerosilla que llega hasta la cumbre del cerro.

En este lugar también se realizaron mediciones gravimétricas entre el 6 y el 12 de enero de 1942 (Mateo 1945).

pan

Ubicación del pilar de la estación Hostería Pan de Azúcar. Hoy el edificio de es utilizado como vivienda familiar (S. Paolantonio, imagen base Google Earth).

pan01

Monolito que recuerda la inauguración en 1931,  del camino que pasa a un lado de la antigua Hostería Pan de Azúcar (S. Paolantonio).

pan04

Foto postal tomada en la década de 1930, donde pueden apreciarse el pilar y el cerro Pan de Azúcar (http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-557421257-foto-t-postal-pan-azucar-publicidad-aceite-raggio-cordoba-_JM#redirectedFromParent).

pan05

Hostería Pan de Azúcar en 1938. Fotografía obtenida poco tiempo antes de haberse realizado las mediciones para el arco de meridiano. El pilar se ubicó del lado norte (derecha en la imagen) frente a las cocheras (flecha) (www.delcampe.net).

pan02

La antigua Hostería Pan de Azúcar hoy. La flecha señala el lugar donde probablemente se ubicaba el pilar. Este punto con seguridad fue el utilizado para las mediciones gravimétricas (S. Paolantonio).

 

pan03

Lugar donde posiblemente se ubicaba el pilar (S. Paolantonio).

Monumento Myriam Stefford

Este punto, ubicado en el paraje Los Cerrillos, dentro del campo propiedad de la firma Tecno Campo, toma su nombre por el monumento funerario de Myrian Stefford[5], situado 800 metros al norte, inaugurado pocos años antes de las mediciones para el arco meridiano.

El punto cuenta con una torre de 15 metros de altura (Anónimo 1940), que se sitúa sobre una lomada, por lo que es visible desde la ruta provincial N° 5, a pesar de los 500 metros que la separan de la misma.

ste Ubicación del pilar y la torre del punto Myrim Stefford   (S. Paolantonio, imagen base Google Earth).

ste02En esta panorámica pueden apreciarse a la izquierda, al fondo, el monumento de Myriam Stefford, la autovía N°5 y a la derecha, señalada por la flecha, la torre del hito (S. Paolantonio).

ste01La torre vista desde la autovía N°5, mirando al Este (S. Paolantonio).

ste03

ste06

Dos vistas de la torre tomadas desde el interior del predio en que se ubica. La de la izquierda con vista al Norte, la de la derecha en dirección al noroeste. En ambas se puede ver al fondo el monumento Myriam Stefford. La altura de la torre es de 15 m y su base cuadrada de aproximadamente 3 metros de lado (S. Paolantonio).

 

La torre externa ha desaparecido, solo quedan restos de los hierros que la anclaban al suelo. La estructura de la torre central, reticulada de hierros en ángulo unidos con bulones, con una base de 3 metros de lado, se encuentra actualmente oxidada y con faltantes de algunos de sus elementos.

arco02

La torre externa ya no se encuentra. En estas imágenes puede verse como era la misma. La fotografía de la izquierda es la correspondiente al punto de “Loma Límpia”, también de 15 m de altura (Anónimo 1940, 224). A la derecha, una torre similar ubicada próxima a la localidad de Yacanto, Córdoba  (S. Paolantonio).

ste04

Punto trigonométrico, montado sobre un mojón de hormigón armado de 20 x 20 cm. Puede apreciarse la base, de aproximadamente 1 x 1 metro. El punto corresponde al 4_I-252 (Rodríguez  2011) (S. Paolantonio).

ste05Detalles del punto trigonométrico Monumento Myriam Stefford (S. Paolantonio)

ste07

Vista de la torre desde su interior al cenit  (S. Paolantonio).

ste08

Panorámica tomada a un lado del punto trigonométrico en dirección al Oeste (S. Paolantonio).

arco05 Comparación de los medallones del punto trigonométrico Córdoba (izquierda) y Monumento Myriam Stefford (derecha) (S. Paolantonio).

 

Agradecimientos

El autor desea agradece al ingeniero Rubén Rodríguez y al Dr. Eduardo Ortíz por la valiosa información facilitada. A los propietarios de Tecnocampo, por autorizar la entrada al campo donde se encuentra el punto Monumento Myriam Stefford. A la familia residente en la antigua Hostería Pan de Azúcar, por permitirle el acceso al predio y la información proporcionada.

 


Otro punto identificado del Arco de Meridiano Argentino  (Lucas Marcos Díaz)


 

Notas

[1] El conocimiento de la forma y dimensiones de nuestro planeta, fue motivo de intensos estudios desde la antigüedad. Asumida la esfericidad de la Tierra, gracias a la contribución de numerosos investigadores – por ejemplo del conocido Erastótenes –, la preocupación se centró sobre su exacta forma y dimensiones. En los 1600, Isaac Newton sostenía que necesariamente la Tierra debía estar achatada en la dirección de los polos, mientras que René Descartes, por el contrario, pensaba que el diámetro ecuatorial debía ser menor. Con el objeto de resolver esta y otras cuestiones pendientes sobre tema, en el siglo XVIII se propuso la medición de la longitud de un arco de meridiano en una región ecuatorial y otra cercana a un polo, las longitudes determinadas por cada grado darían las respuestas buscadas. En 1735 se organizó una expedición a Laponia para medir el arco de meridiano próximo al polo norte. Pierre Louis Moreau de Maupertuis dirigió la comisión, integrada por diversos científicos, entre los que se encontraba Anders Celsius, inventor de la escala que lleva su nombre. Al año siguiente, otra expedición se embarcó al Perú, con el propósito de medir un arco meridiano que pasara por el ecuador. Dirigida por el astrónomo Louis Godin, fue constituida por varios científicos franceses y los españoles Jorge Juan y Antonio de Ulloa. Las tareas de medición finalizaron en 1745. Los resultaron otorgaron la razón a Newton, y permitieron comenzar a precisar las dimensiones del planeta, cuya forma resultó ser mucho más compleja de lo esperado.

[2] Paul-François Groussac,  fue escritor, historiador y bibliotecario. Nació en Toulouse, Francia, el 15 de febrero de 1848. Tuvo una amplia actividad social y política en Argentina. Falleció en Buenos Aires el 27 de junio de 1929.

[3] Posiblemente, el viejo pilar fue el empleado entre el 26/11 y el 18/12 de 1929, para determinar las diferencias de longitud entre Córdoba y las Barrancas de Belgrano, Buenos Aires. En Córdoba la medición fue realizada por el Ing. Félix Aguilar con un anteojo de pasos marca “Bamberg”, mientras que en Belgrano (Casilla Este) trabajó el Ing Guillermo Riggi O’Dwyer que utilizó un instrumento similar. Desde el 22 al 29 de diciembre de 1929 se realizan las mismas observaciones cambiándose los operadores con sus respectivos instrumentos.

[4] Las fechas en que se realizaron las mediciones fueron: 22 al 27/9/1936, 3 al 10/7/1937, 19 al 22/12/1940, 6 al 8 de/2/1941, 27/3 al 1/4/1942 y 10 al 18/7/1942 (Mateo 1945).

[5] Myriam Stefford era el seudónimo de Rosa Margarita Rossi Hoffman, nacida en suiza en 1905, actriz del cine alemán. En 1930 contrae matrimonio con el adinerado escritor Raúl Barón Biza, nacido en Villa María, Córdoba. Radicada en Argentina, Myriam junto a su esposo se aficiona por la aviación. En 1935, en oportunidad de un vuelo sobre San Juan en su avión Chingolo II, la aviadora fallece en un accidente. Para recordarla, su esposo hace construir un gran mausoleo de hormigón armado, ubicado a la vera de la ruta provincial N° 5 que une las ciudades de Córdoba y Alta Gracia. El monumento, de 82 metros de altura, diseñado por el ingeniero Fausto Newton, con el tiempo se ha convertido en un hito para la zona y en una atracción turística.

Referencias

  • Anónimo (1936). Medición de un arco de meridiano en el territorio de la nación. Noticiario Astronómico. Revista Astronómica. Tomo VIII, N° VI, 391-392. Buenos Aires.
  • Anónimo (1940). Síntesis de los trabajos realizados para la medición de un arco meridiano en la república. Revista Astronómica. Tomo XII, N° IV, 221-226.
  • Babini, J. (1951). Las ciencias en la historia de la cultura Argentina. De acuerdo con los nuevos programas para el 6° año del ciclo superior del magisterio. Buenos Aires: Ángel Estrada y Cía. S. A. Editores.
  • Babini, J. (1977). La medición del arco. Todo es Historia, 116, 29-39.
  • Mateo J. y Levin, E. (1954). Observaciones gravimétricas pendulares (1936-1941). Publicaciones del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de La Plata. Serie Geodésica. Tomo IV. La Plata: Observatorio Astronómico.
  • Mateo, J. (1948). Observaciones Gravimétricas Pendulares en el Arco de Meridiano Argentino. Publicaciones del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de La Plata. Serie Geodésica. Tomo V, N° 1. La Plata: Observatorio Astronómico.
  • Mateo, J. y otros (1976). Catálogo General de Estaciones gravimétricas. Observadas y computadas por el Departamento de Gravimetría y Mareas 1936-1967. Serie Geodésica. Tomo IX. Observatorio Astronómico Universidad Nacional de La Plata.
  • Nissen, J. J. (1940). Informe al Ministro año 1939 (24/1/1940).
  • Ortíz, E. L. (2004). Terradas y la Comisión Argentina del Arco de Meridiano. Quark, 31, 64-70.
  • Ortíz, E. L. (2005). La comisión del arco de meridiano, astronomía, geodesia, oceanografía y geofísica en la argentina de 1935-1945. Saber y Tiempo, 19, 127-187.
  • Rodríguez Rubén (2011). Comunicación personal.
  • Tognetti, L. y Page, C. (2000). La Academia Nacional de Ciencias. Etapa Fundacional – Siglo XIX. Academia Nacional de Ciencias. Córdoba.

 

Este documento, texto e imágenes, está protegido por la propiedad intelectual del autor. Puede hacerse libre uso del mismo siempre que se cite adecuadamente la fuente:

Paolantonio, S. (2015). Contribución argentina al conocimiento de la forma y dimensiones de la Tierra. Identificación de algunos puntos trigonométricos del Arco de Meridiano Argentino. Disponible en https://historiadelaastronomia.wordpress.com/documentos/arcomeridiano/. Recuperado el … (indicar la fecha).

No se autoriza el uso de la presente obra para fines comerciales y/o publicitarios. Ante cualquier duda dirigirse a: paolantoniosantiago@gmail.com.

4 respuestas a Contribución argentina al conocimiento de la forma y dimensiones de la Tierra

  1. ernesto azua dice:

    Hermosa nota!!!! llena de sorpresas y curiosidades. De niño viajando con mi padre recuerdo haber visto una torre, no muy elvada, y una plataforma en su extremo superior con una persona junto a un aparato. Esa es gente del IGM que estan triangulando el país, comentó mi padre. Saludos

  2. […] ——————————————————————————————————————– https://historiadelaastronomia.wordpress.com/documentos/arcomeridiano/ […]

  3. Lucas Marcos diaz dice:

    Encontré un cartel que decía meridiano y al lado un circulo de metal que me llamó mucho la atención. En el circulo decía “ARCO MERIDIANO ARGENTINO” no sabía la importancia que tenía. El lugar donde se encuentra es un pueblo en Santiago del estero .Villa Quebracho un pueblo olvidado que alguna vez fue cabecera del departamento Quebracho, cerca de los límites con con Córdoba.

  4. […] mayo de 2015, se publicó en este blog “Contribución argentina al conocimiento de la forma y dimensiones de la Tierra“, en el que se describen tres puntos trigonométricos identificados, que formaron parte de la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: