De Córdoba al Mar Negro

Relatos de una aventura científica


por Santiago Paolantonio

El eclipse total de Sol ocurrido el 21 de agosto de 1914 fue visible en el círculo ártico al norte de América, Noruega, los Países Bálticos, Rusia y Medio Oriente.

La oportunidad fue aprovechada por el Dr. Charles Dillon Perrine, director del Observatorio Nacional Argentino, para organizar una expedición destinada a su observación y realizar un nuevo intento para probar la entonces novísima teoría de la relatividad de Einstein.

La comisión, constituida por Perrine y el mecánico James O. Mulvey, se estableció en Feodosia [también Teodesia o Feodosiya], ubicada en Crimea[1], a las orillas del Mar Negro (Paolantonio y Minniti, 2007).

Si bien no se lograron los objetivos propuestos, por encontrarse el cielo con nubes al momento de la totalidad, esta iniciativa merece ser recordada y rescatada del olvido.

Dr. Charles D. Perrine en Feodosia. (Archivo OAC, imagen obtenida, digitalizada e interpretada por el autor)

Al regreso del Mar Negro, el Dr. Perrine describió con detalle lo ocurrido en la expedición, la que se convirtió en una verdadera odisea, por la lejanía del lugar elegido y los numerosos inconvenientes que debieron superarse, principalmente a consecuencia del inicio de la Gran Guerra. Se brinda la mayor parte de este interesantísimo relato tomado del diario “Los Pincipios” del 10, 12 y 15 de octubre de 1914. En todo momento se procuró respetar el texto original, manteniendo la redacción, modificándose únicamente la ortografía, llevándola a la actualmente admitida para facilitar la lectura. Los subtítulos e imágenes fueron agregadas por el autor, no están en los textos originales. Entre corchetes se incluyen aclaraciones.


De Córdoba al Mar Negro

Los Principios, 23/3/1914


“La expedición del Observatorio Nacional Argentino, la única que fue del hemisferio Sud para observar el eclipse total del Sol, que ocurrió el 21 de agosto de 1914, partió de Córdoba el 16 de junio y se embarcó en Buenos Aires para Génova el 20.” [El trayecto Córdoba – Buenos Aires se realizó en ferrocarril.]

“Al tiempo del eclipse el Sol estaría más alto en el cielo (y por lo tanto mejor para ser observado) en Suecia y Rusia. Unas cuantas expediciones fueron a Suecia y al extremo Norte de la faja en Rusia, pero la mayor parte de las expediciones decidieron irse a la Crimea por ser generalmente en ese punto el tiempo más claro.”

La ciudad de Feodosia estaba solamente a unos 20 kilómetros de la línea central de totalidad y por lo tanto muy favorablemente situada para observaciones. Ha sido a Feodosia donde fue la expedición argentina.” (Ubicación de Feodosia en la Crimea y faja de totalidad del eclipse, Nasa Eclipse Web Site, eclipse.gsfc.nasa.gov/SEgoogle/SEgoogle1901/SE1914Aug21Tgoogle.html)

“A causa de vientos contrarios el vapor se atrasó dos días entre Buenos Aires y Gibraltar.”

“Pasamos cerca del golfo Toulen [se estima que se refiere a Tolón], donde vimos buques de guerra franceses ensayando… No tuvimos la menor sospecha entonces, ni después que recibimos por medio del telégrafo sin hilos la noticia del asesinato del príncipe heredero de Austria[2], al acercarnos a la costa de África, que resultaría una conflagración europea, la más grande que haya registrado la historia y que estos mismos buques estarían peleando dentro de un mes.”

Era nuestra intención ir de Génova a Odessa por mar, pero se encontró que los únicos vapores que iban, demoraban tanto tiempo que los observadores decidimos ir por ferrocarril y hacer todas las preparaciones posibles antes de la llegada de los instrumentos que fueron por mar.” (En rojo travesía marítima, en azul travesía ferroviaria. Mapa base Google Earth)

“Pasamos por Viena el 15 de julio y notamos extraordinarias precauciones policiales. Las calles principales estaban guardadas por líneas de gendarmes a caballo… De Viena pasamos por Galitzia, donde se están librando grandes batallas ahora, por Cracovia, Przemsyl, Lember [Lvov o Lviv], etc.”

“Cruzamos la frontera entrando a Rusia por Wolochiska [Volochisk], donde como de costumbre los pasajeros son guardados por unas dos horas y durante ese tiempo examinan los pasaportes y equipajes… Todos los libros y periódicos son muy cuidadosamente examinados.”

“Después de haber examinado todos los pasaportes y de haberlos devuelto a sus dueños se les permite ir a comer en el restaurante de la estación. Se les permite a los pasajeros tomar sus asientos en el tren solamente unos minutos antes de partir.”

“Los coches de Rusia son los más grandes que he visto, y son muy cómodos. Todos son coches dormitorios, las camas son arregladas por unos asistentes por muy poco precio.”

A la mañana siguiente nos despertamos sobre la ‘estepa’ no muy lejos de Odessa y vimos compañías de cosacos ejercitándose.” (http://www.greatwardifferent.com/Great_War/Stanley_Wood/Stanley_Wood_08.htm)


Después de una corta estadía de varios días en Odessa para arreglar el transporte de los instrumentos cuando llegaran, tuvimos varias entrevistas con el distinguido cónsul general de la Argentina, doctor Ruíz Guiñazú, y de una visita al Observatorio de la Universidad seguimos viaje a Feodosia por los muy cómodos vapores de la Compañía Rusa de Navegación” (Izquierda, Universidad Nacional de Odessahttp://www.odnu.edu.ua/ ?type=en&action=sights_of_onu_gal-, Derecha, Observatorio de la Universidad hoyhttp://commondatastorage.googleapis.com/static.panoramio.com/photos/original/14167405.jpg por Zhendong Chen-)

“Era el mejor tiempo de la estación a lo largo de la costa de la Crimea, ‘La Riviera Rusa’, y los vapores van repletos. Paramos en Eupatoria [Yevpatoriya], Sebastopol y Jalta [Yalta], siendo esta última la más hermosa y más renombrada de toda esa región, donde está situado el palacio de verano del zar. Sebastopol es la base naval de Rusia en el Mar Negro y las maniobras de los buques de guerra en la vecindad fueron presenciadas.”

En la mañana del segundo día, después de haber salido de Odessa (25 de julio), nos encontramos en Feodosia.” (Mapa Google Earth)

Llegada a Feodosia e inicio de la guerra

Al llegar a Feodosia nos dirigimos a un punto a tres kilómetros al oeste de la ciudad, el cual había sido elegido para nosotros por el director del Observatorio Nacional de Rusia. Este lugar había sido escogido también para la partida que iba de la sucursal del Observatorio Nacional Ruso en la Crimea, en parte por las dificultades del idioma.” (Izquierda, Google Earth; derecha, http://commondatastorage.googleapis.com/ static.panoramio.com/photos/original/14676758.jpg por Evgueny A. Protsenko)

“Feodosia está situada en una pequeña bahía al extremo Este de la cordillera de montañas que forma la frontera austral de la Crimea y que es una continuación de la principal cordillera del Cáucaso más al Este. Por muchos años fue dominada por los genoveses, pudiéndose ver todavía ruinas de sus torres, etc. En un tiempo era este un puerto muy importante, con una población de más de cien mil habitantes. Actualmente tiene una población de unos 35.000. Su principal industria es la exportación de granos que se sacan de la parte llana y fértil del Norte. Una gran parte de los habitantes son tártaros y griegos. Mucho de los negocios son hechos por los alemanes…”

“Poco después de nuestra llegada a Odessa llegó la expedición del gobierno inglés del Observatorio de Ciencia Solar de Cambridge y también la del Observatorio de Berlín, la cual iba a observar junto con nosotros.”.

“… en cuanto llegamos tuvimos la muy generosa oferta de ocupar una casa de verano, la cual fue aceptada y en cinco días estaba ocupada y empezamos el trabajo de preparar los instrumentos. Como los nuestros no podían llegar hasta dentro de unos días, tuvimos que contentarnos con preparar los cimientos, etc.”

“Una semana, más o menos, de nuestra llegada a Feodosia, las noticias de la guerra oscurecieron y Rusia empezó a movilizar las tropas. Los residentes alemanes (incluso los astrónomos que se habían reunido para observar el eclipse) fueron notificados que Rusia no se haría responsable por su seguridad si permanecían allí. Tan pronto como empezó la movilización los ferrocarriles fueron ocupados completamente para el transporte de materiales de guerra; todos los caballos fueron llevados a los cuarteles para ser elegidos por el gobierno, así que por varios días no se conseguían vehículos en la ciudad. La venta de toda clase de licores en cualquier forma, incluso la cerveza, estaba estrictamente prohibida… En seguida que empezaron las hostilidades…todo era patriotismo…los sentimientos entre los rusos y austríacos y entre los rusos y alemanes no eran muy amistosos, así que la guerra era muy popular.”

“Muchos más hombres de los que se necesitaban se ofrecían…los soldados al marchar cantaban sus himnos patrióticos… Nadie se quejaba y no vi derramar una lágrima al despedirse de sus familias.”

Otras expediciones y llegada de los instrumentos

“Por medio del Observatorio Nacional de Rusia y la Academia de Ciencias de San Petersburgo, se había cooperado entre los astrónomos que debían observar el eclipse para que ocuparan estaciones en muchos puntos a lo largo de la faja de totalidad de Suecia hasta el Mar Negro. Como era mucho más probable tener un cielo claro en la Crimea que más al Norte, la mayor parte de las expediciones especialmente aquellas que tenían un gran número de instrumentos, hicieron los planes de ir a los alrededores de Feodosia. No menos de 27 diferentes expediciones[3] fueron esperadas para observar en, o cerca de Feodosia. Todas las expediciones alemanas fueron obligadas a abandonar sus instrumentos y retirarse. Como no salieron de Rusia antes de la declaración de la guerra, los reservistas fueron tomados prisioneros de guerra y mandados a los campos de concentración en el interior[4]”.

“La mitad de los observadores franceses e ingleses fueron obligados a volver a sus respectivos países para el servicio militar, así que, quedaron más que siete expediciones para observar el eclipse.”.

De éstas (expediciones), cuatro observaron en diferentes puntos de la ciudad y otras tres, incluso la expedición argentina, en la región que queda a tres kilómetros hacia el oeste.” (Feodosia vista desde el lugar en que se ubicó la expedición del Observatorio Nacional Argentino. Archivo OAC, obtenida, digitalizada e interpretada por el autor)


Aunque la expedición argentina fue la primera en llegar a Feodosia, fue la última en recibir sus instrumentos,…hasta el 10 de agosto. Cuando se declaró la guerra y empezaron a movilizar las tropas tuvimos muy pocas esperanzas de recibir nuestros instrumentos y empezamos a fabricar instrumentos simples con materiales que había disponible. Habíamos llevado todas las partes ópticas con nosotros con el equipaje.” (Una de las lentes empleadas, identificada por el autor. Museo Astronómico OAC)

“… en fecha 9 de agosto el jefe de la Aduana de Feodosia, recibió un telegrama de la Aduana de Odessa diciendo que nuestros instrumentos habían sido enviados. … Todos los arreglos posibles se habían hecho de antemano, así que en una hora estuvieron los vagones cargados y listos para ir a la estación, cuando pasara la tormenta que amenazaba. Después que pasó lo peor de la tormenta, salieron los vagones pero ni bien habían llegado a nuestra estación cuando empezó de nuevo la tormenta con más fuerza y continuó esa tarde y la noche, así que no nos fue posible hacer nada acerca de la montura de los instrumentos por casi dos días. Esta tormenta era la peor que se conocía allí; causó inundaciones en las llanuras y destruyó muchos puentes, viñedos, etc.”

Gracias a la completa preparación de los instrumentos y del cuidadoso arreglo antes de partir de Córdoba, y de las preparaciones en el campamento antes de que éstos llegaran pudimos montar y tener listos para el día del eclipse los nuevos instrumentos.” (La montura presentada para su verificación antes de su partida de Córdoba. Archivo OAC, obtenida, digitalizada e interpretada por el autor)

NA: Todas las partes de la montura fueron identificadas claramente para su transporte. (Archivo OAC, obtenida, digitalizada e interpretada por el autor)

Descripción de los instrumentos y preparativos

Nuestro equipo era uno de los más grandes y más eficientes que los que trajeron las otras expediciones.” (Archivo OAC, obtenida, digitalizada e interpretada por el autor)

“Todos los instrumentos estaban especialmente adaptados para las condiciones especiales y difíciles y no son destinados para el uso de los observatorios fijos [5]. Todas las observaciones iban a ser fotográficas.”

 

Había dos telescopios destinados especialmente para fotografía ordinarias de la corona, teniendo una de éstas una distancia focal de 12 metros. ” (Archivo OAC, obtenida, digitalizada e interpretada por el autor)

“Había cuatro espectrógrafos, dos para las observaciones de la ‘capa de reversión’ y el espectro de la corona, una para observar el espectro general de la corona, y la otra para determinar las posiciones de la línea del espectro de la corona. Se había destinado dos telescopios para observar la cantidad de luz polarizada en la corona, Había un instrumento especial usado para determinar la cantidad total y la intensidad de la luz de la corona.”

Algunos residentes de Feodosia y los oficiales de un buque inglés que estaba cargado con grano pero impedido por las autoridades rusas de partir, se ofrecieron voluntarios para sacar las fotografías durante el eclipse.” (Archivo OAC, obtenida, digitalizada e interpretada por el autor)

“Tres días antes del eclipse empezamos a ejercitarnos para que cada persona estuviera acostumbrada con las operaciones y pudiera de esta manera tomar el mayor número y las mejores fotografías posibles durante el eclipse. Esta práctica fue continuada todos los días haciendo cada movimiento a un tiempo particular de un segundo (por un observador que no hacía otra cosa). Los detalles más exactos de las observaciones habían sido arreglados antes de llegar a Feodosia, hasta el segundo en que cada movimiento sería hecho por cada observador.”

El eclipse

“La mañana del día del eclipse amaneció hermosa y clara con un cielo transparente. Como de costumbre las nubes comenzaron a formarse a las 10 u 11 más o menos y poco después de medio día se había cubierto la mitad del cielo. Al tiempo de totalidad se disminuyeron las nubes pero quedaron algunas, una de éstas cubrió el Sol uno o dos minutos, antes de empezar la totalidad y no pasó hasta unos segundos después de la reaparición de la fotosfera. Los observadores estaban todos en sus puestos y cuando se notó que a lo menos parte de la totalidad no sería visible fueron avisados que tomaran cualquier observación que pudiera.”


Se consiguió algunas observaciones de la intensidad de la luz durante la totalidad y al reaparecer la creciente fueron obtenidas fotografías con casi todos los instrumentos. Algunas de éstas tendrán un pequeño valor científico pero muy pequeño en comparación con lo que habrían sido las fotografías tomadas durante la fase total. Sin embargo demuestra que todos los instrumentos estaban en perfectas condiciones.” (Archivo OAC, obtenidas, digitalizadas e interpretadas por el autor)

“El cielo a uno o dos kilómetros al Norte estaba perfectamente claro durante todo el eclipse. Media hora después de la totalidad el cielo estaba perfectamente claro y así permaneció el resto del día y la noche siguiente.”

“Los observadores que estaban a una distancia suficiente para poder ver el eclipse entre las nubes (una especie de neblina cubría la corona pero no impedía mucho). Pocos minutos después de la totalidad, la nube que había oscurecido nuestra vista pasó por encima y oscureció el Sol, en las estaciones de la ciudad. Pocos minutos de diferencia en el tiempo de la totalidad habrían cambiado completamente la suerte de las partidas.”

El retorno

“El domingo después del eclipse los astrónomos de otras partes fuimos invitados por el príncipe León [Lev] Galitzine a su palacio de verano en la costa del Mar Negro a corta distancia al oeste de Sadak [Sudak] [se refiere a Novyi Svet].”

“El príncipe es un hombre notable en muchos modos y un gran conocedor de vinos. Sus bodegas con unas de las más famosas del mundo, teniendo no menos de 3 1/2 kilómetros de largo. A la muerte del príncipe que ya es un hombre anciano, estas bodegas pasarán a ser propiedad del zar. Un número de vinos raros fueron abiertos para las visitas, entre ellos un vino famoso de coronación del año 1792. Se encuentran en esas bodegas vinos de todas partes del mundo incluso de la Argentina.”

“Por algún tiempo después del comienzo de la guerra habría sido imposible salir de Rusia a un punto donde pudiéramos embarcarnos para la Argentina.”

“Las primeras semanas los trenes no llevaban más que tropas y provisiones. Solamente poco antes de partir nosotros, vimos que podían viajar pasajeros. Cuando salimos para Moscow [Moscú] y San Petersburgo, el 25 de agosto, era muy difícil de viajar en tren.”

“Tuvimos que viajar en el corredor del coche sin camas la primera parte del trayecto de dos y medio días a San Petersburgo.”

“Nos cruzamos continuamente con trenes de soldados y provisiones y todos los puntos eran guardados por los soldados para impedir que fueran dañados por los espías. Poco antes de salir de Feodosia oímos que un espía había sido muerto en las calles por querer huir. Se dijo que había estado sacando fotografías del arsenal. No nos pudieron dar información exacta en Feodosia acerca de las facilidades de Transporte. Habíamos oído que la ruta por Suecia y noruega había sido abierta. Sin embargo no había seguridad porque podía ser interrumpida de un momento a otro.”

Después de haber quedado varios días con el doctor Backlund, Director del Observatorio Nacional de Rusia, en Pulkowa (Pulkovo), habiéndolo conocido por muchos años, partimos para Suecia”. (Izquierda, Observatorio de Pulkovo hoy, http://www.aaa.org/gallery22;, Derecha: Johan Oskar Backlund 1846-1916, http://www.gao.spb.ru/pictures/port_baklund.html)

Mientras estuve visitando al doctor Backlund supe que entre los planes de entretener a los miembros del Astronomische Gesellescharft la cual debía reunirse en Agosto 25-29 en San Petersburgo, el zar iba a dar una recepción en su palacio en Peterhof.”

“De San Petersburgo fuimos por Finlandia por ferrocarril a Rauma en el Golfo de Botnia.”

“Como los trenes directos habían sido sacados para transportar soldados, estuvimos obligados a tomar otro, estando parado parte de la noche en Tammerfors [Tampere].”

“En cada parada el viajero tiene que mandar su pasaporte a la policía y en la última parada tiene que recibir un permiso especial para poder salir del país. En Rauma donde tomamos el vapor para Estocolmo no nos fue permitido salir del tren sino que nos llevaron directamente al lado del vapor. Allí nos examinaron bien el pasaporte y equipaje.”

“En esta parte del viaje tuvimos nuestra primera experiencia de pasar entre minas. Los canales en dirección a Estocolmo tenían minas en muchos puntos y los vapores eran guiados por pilotos especiales para ese objeto. En algunos puntos los pilotos están guiados por señales desde las costas para avisarles el rumbo que deben tomar para evitar el peligro. Mientras pasábamos por estos canales y entre las islas estuvimos casi continuamente vigilados por torpederos Suecos los cuales aparecían entre las islas, nos daban un vistazo y se retiraban nuevamente fuera de la vista.”

“Pocos días después de esto, oímos que estos vapores habían sido parados por cruceros alemanes y algunos ingleses fueron tomados prisioneros.”

De Estocolmo fuimos por ferrocarril a Cristianía (Oslo) y de allí a Bergen en la costa oeste de Noruega de donde nos embarcamos para Inglaterra.” (En rojo travesía marítima, en azul travesía ferroviaria. Mapa base Google Earth)


“De todas partes de Suecia y Noruega salían viajeros lo más pronto posible. En todas las estaciones principales había miembros de comunidades con distintivos para ayudar al viajero.” “En Cristianía vimos a un vapor Dinamarqués repleto de pasajeros (y otros esperando) que se dirigía a Nueva York.”

“El ferrocarril de Cristianía [Oslo] a Bergen cruza por entre las montañas en una nieve perpetua y presenta una de las mejores vistas del mundo.”…

“Nosotros teníamos nuestros pasaportes de retorno tomados en el Arlanza, pero en San Petersburgo leímos que había sido hundido por el Kaiser Wilhelm der Grosse. No supimos que esto era un error hasta que llegamos a Londres.”

“En Inglaterra había muy pocas señales de guerra, fuera de los soldados que viajaban por ferrocarril y algunos oficiales más que de costumbre en los hoteles y restaurantes. El lema inglés es ‘negocio como de costumbre’ y están haciendo todo el esfuerzo posible no solo para seguir con sus negocios en la Gran Bretaña sin impedimento sino guardar abierto el comercio del mundo.”

“El viaje de Inglaterra a Buenos Aires lo hicimos sin incidente de importancia. En cada puerto había vapores mercantes alemanes anclados, esperando la terminación de la guerra,…Brasil había tomado serias medidas para esforzar su neutralidad.”

“La vista del Río de la Plata fue una agradable y bien acogida por ser la Argentina en el tiempo actual unos de los pocos lugares tranquilos del mundo.”

Comentarios del Dr. Perrine sobre la Gran Guerra

“Acerca de la causa de la guerra según el sentimiento general de ingleses y franceses parece que ha resultado del espíritu militar que domina al Emperador Guillermo y a una parte considerable de Alemania.”…

“Si lo que he dicho parece indicar que tengo creencia que la culpabilidad especial es de parte de Alemania, puede decir que no es por vínculo alguno de parte mía porque tengo tantas amistades entre los alemanes con en cualquier parte de Europa.”…

“La violación de Bélgica por los alemanes está severamente censurada por lo injusto y bárbaro que es en estos tiempos civilizados. En cuanto a las consecuencias finales de la guerra parece que no hay duda alguna. A pesar de que Alemania tiene el ejército más grande y mejor organizado del mundo y una armada fuerte, está peleando en contra de fuerzas irresistibles que parece imposible que gane.”…

“Seré muy optimista tal vez, pero no puedo dejar de pensar que el mundo está demasiado civilizado y las grandes leyes fundamentales de la naturaleza demasiado potentes para que el derecho de la fuerza más bien que la fuerza del derecho gane aún en la guerra.”…

“El mapa de Europa será indudablemente muy cambiado estando los límites nuevos más de conformidad”…

“Puede ser que resulten federaciones entre los estados más chicos y hasta la forma de gobierno será cambiada tal vez. En realidad no sorprendería ver a Alemania cambiada así, aún en una República.”…

 

[Nota final: James Oliver Mulvey, el acompañante del Dr. Perrine en este viaje, diestro mecánico del Observatorio Nacional, fallece poco tiempo después de su llegada a Córdoba, el 31 de marzo de 1915, a la edad de 47 años.]

Referencias:

  • Einsenstaedt, J. y Passos Videira, A. A. (1998). La Demostración Sudamericana de las Teorías de Einstein. Ciencia Hoy, 8, No 44.
  • Favaro, A. (1914). Le Osservazioni Dell’Eclisse Solare Del 21 Agosto 1914, Memorie della Società Degli Spettroscopisti Italiani, serie 2, vol. 3, pp.155-161
  • Paolantonio, S. y Minniti E. (2007). Intentos argentinos para probar la teoría de la relatividad. G. Dubner, M. Rovira, A. Piatti y F. A. Bareilles, eds. Boletín de la Asociación Argentina de Astronomía. Vol. 50, pp. 359-362.

 

Notas:

[1] ← Hoy República Autónoma de Crimea, integrante de Ucrania.

[2] ← Se refiere al asesinato del archiduque Fernando de Austria ocurrido el 28 de junio de 1914 en Sarajevo. Un mes después, el imperio austro-húngaro invadió Serbia.

[3] ← De acuerdo a lo indicado por Favaro 1914, las expediciones fueron las siguientes:

En Teodosia: 1 italiana (6 observadores, exitosa), 5 rusas (Academia Imperial, 3 obs., nubes; Observatorio de Pulkovo, 2 obs., exitosa; Observatorio de Moscú, 2 obs.; Observatorio de Simeïs, 2 obs., exitosa; Observatorio de Jurjew, 2 obs.), 3 francesas (Academia de Francia, 3 obs., exitosa; Observatorio de Nisa, 2 obs., exitosa; misión privada, 1 obs., exitosa), 1 inglesa, Observatorio de Cambridge (4 obs., no exitosa), 1 argentina, Observatorio Nacional Argentino, (2 obs., nubes), 1 española, Observatorio de Madrid (4 obs.,vexitosa), 1 alemana, Observatorio Astrofísico de Potsdam (4 obs., no pudo concretarse).

Otras: 1 inglesa, Observatorio de Greenwich (3 obs., en Minsk, Rusia, exitosa), 1 inglesa, Royal Astronomical Society (5 obs., Hernösand, Suecia, exitosa), 1 inglesa, Imperial College of Science and Technology (Kiev, no exitosa); 1 sueca, Academia Sueca (1 obs., Solleftea, Suecia, exitosa), 1 noruega, Observatorio de Cristiania (2 obs., Solleftea, Suecia, exitosa), 1 EEUU, Observatorio Lick (2 obs., Kiev nubes), 1 EEUU, Observatorio de Amherst (1 obs., Smala, Rusia, exitosa).

[4] ← Favaro 1914, señala que la misión alemana había sido advertida a tiempo de no ir a Rusia para el eclipse, sin embargo algunos lo hicieron. Fueron detenidos y enviados a Odessa, junto a sus instrumentos. La retención del equipamiento de la expedición norteamericana del Observatorio Lick, entorpeció la verificación de las teorías de Einstein en el eclipse del 8 de junio de 1918, observable en EE.UU., oportunidad en que se lograron algunas placas fotográficas empleando instrumentos del Observatorio de Oakland (Einsenstaedt y Passos Videira, 1998).

[5] ← El Dr. Perrine realiza este comentario debido a una discusión que mantuvo con otros astrónomos sobre la conveniencia de utilizar instrumentos con monturas de madera, como los realizados en el observatorio argentino, o metálicas, como las utilizadas por otras instituciones. Perrine sostenía que la madera soportaba mejor los violentos cambios térmicos que ocurren durante el eclipse, mientras que por ejemplo, los astrónomos del Observatorio de Berlín sostenían que las monturas metálicas eran las únicas suficientemente rígidas para la tarea.

3 respuestas a De Córdoba al Mar Negro

  1. Los felicito por la calidad de este trabajo, algo habitual en este blog. Es un informe histórico – científico extraordinario, interesante, atractivo y detalllado. Una mezcla de túnel del tiempo y lección en el aula. Lo he leído con gran placer y he aprendido cosas nuevas sobre el tema.

  2. Felicitaciones, me interesó el tema a partir de mi lectura de la biografía de Einstein de W. Isaacsson, donde menciona la proesa de astrónomos argentinos en una expedición de las que entre otras cosas trataron de tomar fotografías para verificar la incidencia del campo gravitatorio capaz de curvar la luz. Muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: