Estrellas Variables y su estudio en el Observatorio Nacional Argentino

S. Paolantonio

Descargar texto completo en PDF (732 kB)

El conocimiento de que determinadas estrellas cambian su brillo, algunas periódicamente otras irregularmente, se remonta a fines del siglo XVI. La cantidad de estos singulares astros conocidos a comienzos de los 1800 era de solo 16,  situación que comenzó a revertirse a partir de ese momento en la medida que los astrónomos empezaron a prestarles progresivamente mayor atención, lo que se ve reflejado en el creciente número de estrellas variables identificadas.

Friedrich Argelander, en el Anuario para 1844 de H. C. Schumacher, escribe “Invitación a los amigos de la astronomía”, en el cual propone diversos trabajos con los que aficionados a la astronomía podían contribuir a esta ciencia, entre ellos, la observación de estrellas variables. En este texto incluye el nombre de 18 de estos objetos, todos visibles a simple vista y solo tres pertenecientes al cielo austral (Argelander, 1844; 214). Una década más tarde, Norman R. Pogson, asistente del Radcliffe Observatory de la Universidad de Oxford, lista 53 variables con sus correspondientes magnitudes máximas, mínimas y períodos, 13 de las cuales tienen declinación negativa (Johnson, 1856; 281-282). En 1865 aparece en la revista alemana Astronomische Nachrichten, un catálogo de 123 estrellas variables, recopiladas por el aficionado británico George W. Chambers, 35 ubicadas al sur del ecuador celeste (Chambers, 1865). Ese mismo año, Eduard Schönfeld, discípulo de Argelander, publica una lista con 113 estrellas (Pickering, 1903). Es en esta época que comienza el estudio sistemático de las variaciones de luz de estas estrellas.

Cuando en 1870 se inician los estudios del cielo austral desde el Observatorio Nacional Argentino, se habían agregado 22 nuevas variables (Pickering, 1903).

Habíamos señalado en  Minniti, Paolantonio y Melia 2000 que a lo largo de la primera etapa del observatorio, hasta el año 1908, correspondiente a las direcciones de Benjamin Gould y John Thome, los extensos y detallados estudios que se realizaron primero para la Uranometría Argentina, posteriormente para los grandes catálogos y en especial para la Córdoba Durchmusterung, derivaron en el descubrimiento de una considerable cantidad de estrellas variables.

En la Uranometría Argentina, aparecida en 1879, se señalaron 208 nuevas estrellas variables o sospechosas de serlo. Por otro lado, en la Córdoba Durchmusterung, se publicaron tres listas: 527 en la primera entrega, volumen 16 de los Resultados del Observatorio Nacional Argentino, 236 en la segunda entrega, volumen 17 y 774 en la tercera entrega, volumen 18 (Thome, 1892; 1894 y 1900). Totalizan la notable cifra de 1536 estrellas.

Carta de identificación de T Monocerotis en una de las libretas originales en que se registraban las observaciones para la Uranometría Argentina (Museo OAC, digitalización S. Paolantonio).

Teniendo en cuenta el número de variables conocida en la época, el número encontrado resulta ser una contribución sumamente considerable, sin embargo, son relativamente poco conocidas cuáles específicamente fueron descubiertas en estos trabajos.

Una detallada revisión de las estrellas marcadas en el catálogo de la Uranometría – páginas 131 a 234 – con “var”, consideradas como variables y con “var?” sospechadas de serlo,  además de la revisión de las “Notas del Catálogo” – páginas 240 a 339 –, y su cruce con la última edición del Catálogo General de Estrellas Variables, listas complementarias y el Nuevo Catálogo de Estrellas Variables Sospechosas (Samus et al, 2007-2012), permitió determinar que actualmente 67 son consideradas variables y 62 sospechosas.

A continuación se resumen los resultados obtenidos.

 Estrellas actualmente catalogadas como variables, que fueron señaladas en la Uranometría Argentina como variables o sospechosas.  (Ordenadas por ascensión recta)

En la Uranometría Argentina las magnitudes se realizaron utilizando el método fraccionario. En la imagen se muestra una parte de las anotaciones originales realizada en 1873. Cada estrella era observada al menos por dos observadores. Cuando las estimas diferían eran medidas nuevamente y seguidas a lo largo de los años por si se trataban de variables. Los estrictos controles llevaron a que la dispersión interna de las estimas fuera del orden de 0,03 magnitudes[1] (Museo OAC, digitalización S. Paolantonio).

Estrellas actualmente catalogadas como sospechosas de variabilidad, que fueron señaladas en la Uranometría Argentina como variables o sospechosas. (Número correspondientes al NSV – New Catalogue of Suspected Variable Stars)

f03

L2 Puppis fue una de las más notables estrellas variables descubiertas durante la realización de la Uranometría Argentina. La imagen muestra la carta de identificación realizada para su observación con Círculo Meridiano en 1881  (Museo OAC, digitalización S. Paolantonio).

Estrellas que fueron incluidas en el “New Catalogue of Suspected Variable Stars” y hoy se consideran que no lo son. (Número correspondientes al NSV)

T3

Información sobre cada una de estas estrellas pueden obtenerse en los siguientes vínculos:

Las siguientes estrellas indicadas según la codificación de la Uranometría Argentina (código de constelación y número correlativo por ascensión recta) que no se encontraron en los catálogos GCVS, Listas complementarias y NSV.

T4

Los datos de estas estrellas pueden encontrarse en el catálogo en el siguiente vínculo:

https://historiadelaastronomia.files.wordpress.com/2010/12/uab_catalogo.pdf

Otras variables descubiertas

Durante las observaciones meridianas realizadas para los catálogos de Zonas y General Argentino, fueron halladas otras variables, relativamente pocas en comparación a los otros trabajos. Por ejemplo:

R Piscis Austrini, R Indi (Gould, 1884), R Phoenicis (Gould, 1885) y S Centauri  (Gould, 1890).

En cuanto a las descubiertas en la Córdoba Durchmusterung, dado el elevado número de las mismas aún no ha sido posible identificar todas las variables, algunas de las cuales son las siguientes:

T5

f05

Hoja original que fue enviada al impresor con parte de la lista de las sospechosas de variabilidad de la Córdoba Durchmusterung, conservada en el Museo del Observatorio  (Museo OAC, digitalización S. Paolantonio).

Nota

[1] → El método fraccionario consiste en la comparación de la estrella a la cual se le desea determinar su brillo con otras dos cuyas magnitudes se conocen. Una de éstas debe ser más brillante, mientras que la otra menos. El intervalo de magnitudes de las estrellas de comparación se divide en 3, 5 o 10 partes y se elige en que fracción se ubica la estrella que se está estimando. El método es aún hoy usado para estimas rápidas de brillo y por los astrónomos aficionados, por ejemplo, para el seguimiento de estrellas variables. El error promedio para una observación individual es del orden de 0,1 magnitudes, el cual se reduce cuando la estima es realizada por diversos observadores. El valor de 0,03 magnitudes es muy bueno y fue obtenido por el Dr. G. De Vaucouleurs (De Vaucouleurs 1970). Sin embargo, la escala de la Uranometría difiere de las actuales unas 0,3 magnitudes en exceso de acuerdo a estudios preliminares realizados por el autor (Paolantonio y Minniti, 2008).

Referencias

  • Argelander, F. W. A. (1844). Aufforderung an freunde der astronomie, en Schumacher, H. C. (1844) Jahrbuch für 1844, 122-254.
  • Chambers, G. F. (1865). A Catalogue of variable Stars. Astronomische Nachrichten, vol. 63, 117-124.
  • De Vaucouleurs, G. (1970). The wonder star, Eta Carinae, and the Uranometría Argentina, Primer Congreso de Historia dela Ciencia, Septiembre 11-13 de 1969, Boletín dela Academia Nacional de Ciencias, Tomo 48, Córdoba.
  • Gould, B. A. (1884). Catálogo de zonas estelares, Parte primera – 0h a 12h de ascensión recta. Posiciones y brillos de 73.000 estrellas entre las declinaciones -23° y -80° (1875.0). Resultados del Observatorio Nacional Argentino. Vol. VII. Impreso en Londres.
  • Gould, B. A. (1885). Schreiben von Dr. B. A. Gou, Director der Sternwarte in Cordoba, an den Herausgeber. Astronomische Nachrichten, vol. 111,63-64.
  • Gould, B. A. (1890) Notiz betr. den Stern 12h18m.0 – 48°43′ (1875.0). Astronomische Nachrichten, vol. 123, 287-288.
  • Johnson, M. J. (1856) Astronomical and Meteorological Observations Made at the Radcliffe Observatory. Vol. XV. Oxford: J. H. and J. Parker.
  • Minniti, E.; Paolantonio, S. y Melia, R. (2000). Variables cordobesas. https://historiadelaastronomia.files.wordpress.com/2008/12/variablescordobesas.pdf
  • Paolantonio, S. y Minniti, E. (2009). Historia del Observatorio Astronómico de Córdoba. En
  • Historia de la Astronomía Argentina, Asociación Argentina de Astronomía Book series, N°2, La Plata, 51-167.
  • Pickering, E. C. (1903). A provisional catalogue of variable stars, en Annals of the Astronomical Observatory of Harvard College, Vol. XLVIII. N° 3, 91-123. Cambridge, Mass.: The Observatory.
  • Samus N.N., Durlevich O.V., Kazarovets E V., Kireeva N.N., Pastukhova E.N., Zharova A.V., et al., General Catalogue of Variable Stars,   VizieR On-line Data Catalog: B/gcvs.
  • Schweitzer, E.. The names and catalogues of variable stars. AFOEV home-page. Disponible en http://cdsarc.u-strasbg.fr/afoev/var/edenom.htx, julio 2013.
  • Thome, J. M. (1892). Zonas de Exploración, Brillantez y posición de todas las estrellas fijas hasta la décima magnitud comprendidas en la faja del cielo entre 22 y 32 grados de declinación sud, con un Altas. Resultados del Observatorio Nacional Argentino. Vol. XVI. Buenos Aires: Imprenta de Pablo Emile Coni.
  • Thome, J. M. (1894). Zonas de Exploración, Brillantez y posición de todas las estrellas fijas hasta la décima magnitud comprendidas en la faja del cielo entre 32 y 42 grados de declinación sud, con un Altas. Resultados del Observatorio Nacional Argentino. Vol.  XVII. Buenos Aires: Imprenta de Pablo Emile Coni.
  • Thome, J. M. (1900). Zonas de Exploración, Brillantez y posición de todas las estrellas fijas hasta la décima magnitud comprendidas en la faja del cielo entre 42 y 52 grados de declinación sud. Resultados del Observatorio Nacional Argentino. Vol.  XVIII. Buenos Aires: Imprenta de Pablo Emile Coni.

Este documento, texto e imágenes, está protegido por la propiedad intelectual del autor. Puede hacerse libre uso del mismo siempre que se cite adecuadamente la fuente:

Paolantonio, S. (2013). Estrellas variables y su estudio en el Observatorio Nacional Argentino. Disponible en https://historiadelaastronomia.wordpress.com/documentos/variables/. Recuperado el … (indicar la fecha).

No se autoriza el uso de la presente obra para fines comerciales y/o publicitarios. Ante cualquier duda dirigirse a: paolantoniosantiago@gmail.com.

 

Una respuesta a Estrellas Variables y su estudio en el Observatorio Nacional Argentino

  1. ernesto azua dice:

    Mas allá del hecho de las 61 variables, es interesante destacar que 15 fueron primeras y segundas descubiertas (R: 11 y S:4) en las diferentes constelaciones Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: