Congresos y reuniones de astrónomos en argentina (II)

El Pequeño Congreso de Astronomía y Física

Primera parte en “Congreso y reuniones de astrónomos en Argentina I

Santiago Paolantonio

pdf

Descargar texto completo en PDF (1,96 MB)

 

Segundo Congreso Científico Panamericano

 

Inauguración y delegados del “II Congreso Científico Panamericano” (La Nación 6/2/1916, dig. S. Paolantonio)

En plena guerra mundial se desarrolló en Washington, EE.UU., el segundo Congreso Científico Panamericano, entre el 27 de diciembre de 1915 y el 8 de enero del 16. En Argentina se organizó la “Delegación Argentina al Congreso”, cuya presidencia estuvo a cargo de Ernesto Quesada, quien se contactó con las distintas entidades nacionales para el envío de contribuciones.

Si bien los observatorios argentinos remitieron varios trabajos, ningún astrónomo viajó al norte. El observatorio de Córdoba propuso dos ponencias sobre el nuevo Circulo Meridiano de la institución, una con la autoría del primer astrónomo Meade Zimmer, “Investigation of the pivots of the 190 mm meridian circle of the Argentine National Observatory at Córdoba” y otra de la Dra. Anna E. Glancy sobre “Stability of the new Córdoba Meridian Circle”. El director Perrine presentó una tercera ponencia vinculada a un tema astrofísico: “Some possible indications of spiral motion in the stars of spectral classes F and G” (Correspondencia Quesada-Perrine, Museo Astronómico OAC).

Carta del 9 de noviembre de 1915 enviada por Perrine al presidente de la Delegación Argentina al II Congreso Científico Panamericano, Ernesto Quesada, indicando los trabajos que se presentarían (Libro copiador, Museo OAC, dig. S. Paolantonio).

El II Congreso Científico Panamericano se realizó en un mundo conmovido por la Gran Guerra (La Nación 6/2/1916, dig. S. Paolantonio).

Del Observatorio de La Plata se presentó un trabajo de Paul T. Delaván y Félix Aguilar sobre “Meridian circle work at the La Plata Observatory”. También William J. Hussey incluyó una ponencia en la que describía los “Work of observatory at La Plata, Argentina”, si bien para el momento del congreso ya no se desempeñaba como director del Observatorio. De todos estos autores solo Aguilar no era de origen estadounidense.

Galdino Negri, encargado del Servicio Sísmico del Observatorio Astronómico Nacional de La Plata, presentó en español el artículo “Determinación de la profundidad de la corteza terrestre por medio de la sismología”. Aparentemente tampoco estuvo presente.

Hussey (que figuró en las actas como director del Observatorio de La Plata) se encontraba en EE.UU., y además de presentar su trabajo, leyó el de Delaván y Aguilar (Pan American Scientific Congress 1917).

En el listado de las actas, se registra una ponencia de Benjamín García, del Instituto Geográfico Militar, titulada “Los trabajos geodésicos en el territorio argentino” (Pan American Scientific Congress 1917, 304).

Pequeño Congreso de Astronomía y Física

Luego del Congreso Científico de 1910, debieron pasar más de tres décadas para que se presentara una nueva oportunidad en la que los astrónomos argentinos pudieran reunirse, hasta 1942, año en que se llevó a cabo el primer congreso con origen en la propia comunidad astronómica nacional. Este evento tuvo gran importancia, dado que desencadenó una numerosa serie de reuniones de astrónomos y físicos, la creación de la Asociación Física Argentina (1944) y la posterior fundación de la Asociación Argentina de Astronomía (1958).

El “Pequeño Congreso de Astronomía y Física”, como se lo denominó, se desarrolló con motivo de la inauguración de la Estación Astrofísica (de Bosque Alegre) del Observatorio Nacional Argentino. La reunión fue propuesta y organizada por el entonces director del observatorio, Dr. Enrique Gaviola, junto al astrónomo Martín Dartayet.

El Dr. Gaviola no dejó dudas de sus intenciones:

 “La organización de un “Pequeño Congreso” era una manera de aprovechar esa selecta concurrencia con el fin de iniciar reuniones científicas en el campo de la física y la astronomía.” (Gaviola 1977).

La “selecta concurrencia” a que hace referencia en esta cita, fue la que se congregó con motivo de la inauguración de la Estación Astrofísica, constituida por destacados científicos y autoridades, incluyendo al Presidente de la Nación y el Ministro del cual dependían los observatorios.

El nombre impuesto al congreso, sugiere que se aspiraba a una reunión limitada en cuanto a cantidad de asistentes y tiempo de desarrollo. La inclusión de la “física”, se justificaba teniendo en cuenta el ascendente desarrollo de la astrofísica y la importancia que tendría para este campo el gran telescopio que se ponía en marcha. Otro aspecto no menor, fue la manifiesta preocupación de Gaviola, físico de formación, en impulsar la investigación de la física en el país (Paolantonio 2015 y 2013, Bernaola 2001).

Se realizó una amplia convocatoria a un gran número de científicos argentinos y latinoamericanos, incluyendo a matemáticos, meteorólogos y geofísicos, todos campos cuyo desarrollo Gaviola consideraba debían promocionarse[1]. Adicionalmente, se cursó invitaciones especiales a dos estadounidenses, el entonces famoso matemático George D. Birkhoff y el renombrado astrónomo Walter Adams[2]. Se destacó también, la amplia convocatoria a los aficionados a la astronomía.

El evento tuvo un gran éxito, concurrieron 40 congresistas (algunos acompañados por sus esposas o hijos). Las instituciones representadas  fueron  los  Observatorios Astronómicos de La Plata, de Córdoba y el de Física Cósmica de San Miguel, la Dirección de Meteorología, Geofísica e Hidrografía, la Universidad e Instituto de Física de Tucumán y la Universidad Nacional de Córdoba, y por los aficionados la Asociación Argentina Amigos de la Astronomía.

El “Pequeño Congreso” fue noticia en la prensa nacional. Abajo, el periódico cordobés “Los Principios” anuncia el evento el 2 de julio de 1942, a la derecha, “La Nación”, editada en Buenos Aires, hace lo propio el 4 de julio.

El Presidente de la Nación, Ramón Castillo visitó la ciudad de Córdoba el 4 y 5 de julio de 1942. Fue recibido con gran pompa y desfiles militares (Los Principios 4/7/1942).

El Presidente de la Nación, presenció desde un palco ubicado frente a la iglesia Santo Domingo, el desfile militar que recorrió la avenida Vélez Sarsfield (La Voz del Interior 5/7/1942).

El congreso fue noticia en la prensa local y nacional, aunque en gran medida los anuncios se vieron opacados por la visita a Córdoba del Presidente de la Nación, Ramón S. Castillo, ocurrida el 4 y 5 de julio. Junto a varios de sus Ministros, la agenda del Presidente incluyó la apertura de las sesiones del III Congreso Argentino de Ingeniería propiciado por la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba, la visita a las obras que se estaban realizando para el nuevo Dique San Roque y la inauguración de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre.

Castillo había asumido la primera magistratura pocos días antes de estos acontecimientos, el 27 de junio, luego del fallecimiento del presidente Roberto M. Ortiz, a quien acompañó como vicepresidente en las elecciones de 1938, fuertemente cuestionadas por fraudulentas. El país estaba convulsionado y en estado de sitio, con racionamiento de nafta como consecuencia de la segunda Guerra Mundial, cuyo desarrollo se encontraba en el punto más álgido, provocando gran incertidumbre. La neutralidad sostenida por el gobierno argentino tenía opositores en los grupos pro aliados y pro germanos. Un año más tarde, en 1943, Castillo fue derrocado por un golpe de estado militar.

Los congresistas

Por el Observatorio Astronómicos de La Plata estuvo presente su director, Félix Aguilar, quien también estaba a cargo del Consejo Nacional de Observatorios, del cual dependía el Observatorio de Córdoba. Aguilar había sido el antiguo jefe de Gaviola cuando éste trabajó en el observatorio platense y cuando entre 1936 y 1937 se desempeñó como director interventor del nacional. También se encontraban en el congreso, Bernhard H. Dawson (el que al finalizar el año descubriría una brillante nova en la constelación de Puppis), y el alemán Herbert Wilkens, hijo del conocido Alexander Wilkens, que no pudo concurrir. A esta lista deben agregarse dos estudiantes de la universidad de aquella ciudad, que estaban llamados a convertirse en influyentes científicos argentinos: José Balseiro y el agrimensor Jorge Sahade.

El Pequeño Congreso se desarrolló en el punto más álgido de la segunda Guerra Mundial, poco tiempo antes de su inicio, Alemania había hundido el buque argentino “Río Tercero”. (La Voz del Interior 7/7/1942, Los Principios 7/71942).

Del Observatorio Nacional Argentino se encontraban, el director Dr. Enrique Gaviola, Ricardo P. Platzeck, Martín Dartayet (los tres habían sido empleados del observatorio de La Plata), los cordobeses Jorge Bobone y David Mc Leish, el santafesino Luis C. Guerín, el italiano Dr. Andrea Levialdi, Luis H. Mainardi y Carlos G. Torres.

Por el joven Observatorio de Física Cósmica de San Miguel, inaugurado en 1935, concurrió su director, el jesuita español Ignacio Puig.

De la provincia de Tucumán viajaron a Córdoba varios profesores de la Universidad Tecnológica Nacional, el uruguayo Dr. Félix Cernuschi, que en su momento cumplió un notable papel en la astronomía de su país, Guillermo Cetrángolo y  Eugenio Virla. También concurrieron por el Instituto de Física, su director, el notable profesor alemán José Würschmidt, y Armando Cecilio. Cecilio había realizado una pasantía en el Observatorio Nacional en 1941, año en que construyó un telescopio para la universidad tucumana y estuvo presente en ocasión del descubrimiento del cometa 1941B2, junto a Bobone y Dartayet.

La Universidad Nacional de Córdoba fue representada únicamente por Luis Checchi de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. El ingeniero Juan Jagsich, si bien estuvo ausente debido a que concurrió al congreso de ingeniería, envió una contribución que fue leída durante la reunión.

Belisario Tiscornia y Alberto G. Velarde, ex secretario y secretario del Consejo Nacional de Observatorios, también participaron del congreso. Por la Escuela Naval se encontraba el profesor Miguel Rodríguez.

Participaron ocho astrónomos aficionados, siete pertenecientes a la Asociación Argentina Amigos de la Astronomía de la ciudad de Buenos Aires: Carlos L. Segers, José Galli, Carlos Cardalda, José R. Naveira, Alfredo Völsch (quien más tarde sería empleado del Observatorio Nacional), Ángel Pegoraro y Laureano Silva. Debe tenerse en cuenta que varios de  los astrónomos  de  los  observatorios  argentinos apoyaron fuertemente a esta institución desde su creación en 1929, como socios, colaborando con la Revista Astronómica e incluso participando directamente en su gestión[3].

Las invitaciones al Pequeño Congreso fueron cursadas con poco tiempo de anticipación, utilizando un texto tipo en el que se incluía el programa del evento. Carta enviada a Eduardo Roubaud Martínez del Observatorio Astronómico de Montevideo (Museo Astronómico OAC, dig. S. Paolantonio).

Se utilizó un impreso destinado a las invitaciones para los invitados de menor jerarquía (Museo Astronómico OAC, dig. S. Paolantonio).

Se sumó a los aficionados Alfredo Achával, residente en la ciudad de Córdoba. También correspondería incluir al ingeniero Cortés Pla, Decano de la Facultad de Ciencias Matemáticas de Rosario (reformista de 1918 y que luego sería rector de la Universidad Nacional de Rosario), que tenía particular interés por la astronomía, tal como se deduce de su publicación realizada en la prensa, el 26 de febrero de 1933, sobre “El eclipse de Sol”, mientras se encontraba en Villa Allende, Córdoba. Del Instituto de Estadística de la ciudad de Rosario participaron además, Carlos Dieulefait y J. Giannone.

Entre los asistentes se destaca Enrique Chaudet, en ese momento Jefe de la Sección Radiación Solar de la Dirección de Meteorología, Geofísica e Hidrografía. Como oportunamente se indicó, Chaudet acompañó como empleado del Observatorio de Córdoba al Dr. Perrine en el Congreso Científico de 1910. A fines de 1930 renunció a su puesto como consecuencia de insalvables diferencias con el Director.

El Dr. George D. Birkhoff, decano de la Universidad de Harvard, fue acompañado por su esposa. Walter S. Adams, director del Observatorio de Monte Wilson, EE.UU., no pudo viajar. Presentó una ponencia escrita en la que se destaca su interés por las numerosas líneas de investigación que podían llevarse adelante con el gran telescopio que se estaba inaugurando (recordemos que ese observatorio contaba con un instrumento similar desde 1908).

De los protagonistas iniciales que habían hecho posible la Estación Astrofísica fue invitado el Teniente de Fragata (retirado) Carlos Ponce Laforgue, profesor en la Escuela de Agricultura. Oriundo de la ciudad de Río Cuarto, Córdoba, como Jefe de Instrumental, Laforgue tuvo a cargo el armado del gran telescopio. Dejó el observatorio en 1937 (Paolantonio 2008, Minniti y Paolantonio 2009).

Invitación a la inauguración de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre (Museo Astronómico OAC, dig. S. Paolantonio).

La construcción del edifico y el armado de la cúpula fueron responsabilidad de la Dirección General de Arquitectura de la Nación, a cargo del ingeniero Federico Weiss, el que se destacó por su notable dedicación, la que en gran medida hizo posible la terminación de las obras. Weiss, aficionado a las ciencias, también fue invitado, pero no concurrió, probablemente por estar en el congreso de ingeniería[4].

El gran ausente

Las invitaciones al congreso se cursaron con muy poca anticipación (aproximadamente entre fines de mayo y principios de noviembre), por lo que muchos no pudieron concurrir. Entre otros se destacan los directores, Sebastiao Sodré Da Gama del Observatorio de Río de Janeiro, Eduardo Roubaud Martínez Director del Observatorio Nacional de Uruguay y Rosauro Castro del Observatorio Astronómico de Santiago de Chile[5].

Pero sin dudas, el gran ausente resultó ser el Dr. Charles Dillon Perrine, el que de acuerdo a los registros existentes no fue invitado.  Perrine, en ese momento con 75 años de edad, se desempeñó como director del Observatorio Nacional entre 1909 y 1936, y a él se debe la idea de la creación de la Estación Astrofísica. Durante su gestión, se ubicó el lugar y se logró la donación de los predios donde se erigiría la estación, se construyó el edifico y se realizó el complejo armado de la cúpula y del telescopio, un gran logro para la época. También se inició en Córdoba el figurado del gran espejo, todo un desafío científico y tecnológico. Con estos antecedentes parece incomprensible que no se haya constituido en el invitado de honor.

La razón se encuentra en que la gestión de Perrine fue sumamente criticada, principalmente por sus vínculos con Estados Unidos, por no haber podido formar astrónomos argentinos y por no lograr la finalización del espejo del telescopio. Estas críticas perjudicaron fuertemente el funcionamiento del Observatorio y llevaron a la jubilación anticipada del director. Detalles de estos complejos eventos, ocurrido en el contexto de pre guerra y en gran medida cruzados por cuestiones nacionalistas, pueden consultarse en el capítulo 25 del libro Córdoba Estelar (Paolantonio 2008, Minniti y Paolantonio 2009).

En el congreso se encontraban muchos de los críticos de Perrine, tal el caso de Félix Aguilar y Enrique Chaudet, también Juan Jagsich y Juan José Nissen que fueron invitados pero no participaron. Gaviola, el que en su momento también fue crítico del ex director, en sus discursos pronunciados durante la inauguración de la Estación Astrofísica  y del congreso, valoró y revindicó lo hecho por Perrine.

Sin dudas no era políticamente correcta la presencia de Perrine, lo que no aminora la injusticia del hecho[6].

Telegrama enviado por Jorge Sábato y otros en respuesta a la invitación al Congreso, donde envían felicitaciones e indican que no podrán concurrir (Museo Astronómico OAC, dig. S. Paolantonio).

Respuesta de Teófilo  Isnardi a la invitación de Gaviola. Tampoco pudo concurrir al evento (Museo Astronómico OAC, dig. S. Paolantonio).

 

Se inicia el Congreso

A lo largo del Congreso se presentaron un total de 19 ponencias, de las cuales 11 estuvieron vinculadas principalmente con la Astronomía, 3 con la Física, 3 con la Meteorología, una con Geodesia y la pronunciada por Carlos Dieulefait, la que como se verá, resulta difícil de clasificar.

Las disertaciones referidas a cuestiones instrumentales fueron varias. Platzeck disertó sobre los controles de la calidad óptica del gran espejo y de los espejos secundarios del telescopio de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre, realizados empleando el método ideado junto a Gaviola, que les dieron gran fama. Por otro lado, Gaviola se refirió a los adelantos en el diseño y la construcción de los espectrógrafos destinados al gran reflector, que se estaban realizando en la institución. Se trató de un impresionante logro científico-tecnológico, al que Birkhoff se refirió como la verdadera declaración de independencia de la Argentina (Gaviola 1944 en Bernaola 2001). El Dr. Andrea Levialdi, que se había incorporado como miembro del Observatorio Nacional ese mismo año, tomó la palabra para describir la construcción de termocuplas y radiómetros destinados a su utilización en física y astronomía. Relató las tareas de construcción de una termocupla, llevadas adelante con Dartayet, para el fotómetro Zeiss perteneciente al Observatorio Astronómico de La Plata.

A lo largo de las sesiones se abordaron temas astronómicos de gran interés, tal el caso de lo expuesto por el astrónomo de La Plata Hebert Wilkens, que describió sus investigaciones relacionadas con la absorción interestelar. Martín Dartayet habló sobre sus notables observaciones de estrellas Enanas Blancas, objetos que acaparaban la atención de astrónomos y físicos. Otra de las ponencias destacables fue la de Jorge Bobone, el que adelantó resultados de su célebre trabajo de cálculo de la órbita del cometa Halley.

No faltaron ponencias que podrían denominarse singulares. El invitado George D. Birkhoff, expuso su particular nueva teoría de la gravitación, a la que denominaba “panamericana” por haberla iniciado en México y adelantado en Córdoba, alternativa a la Relatividad General[7]. Félix Cernuschi, por su lado, planteó su original visión de cómo se había formado el Sistema Solar, planteando: “… que la existencia de neutrones en el interior de las estrellas puede explicar los problemas relativos al origen de los mundos” (Actas del Congreso, Museo Astronómico OAC, p. 4). Pero la más singular parece haber sido la charla de Carlos Dieulefait, quien relacionó los períodos cíclicos en astronomía, como el de las manchas solares, con las condiciones ¡económicas! (Actas del Congreso, Museo Astronómico OAC, p. 4).

El Pequeño Congreso de Astronomía y Física abrió la primera sesión el sábado 4 de julio a las 11:45 horas, con la bienvenida y un discurso del Dr. Gaviola, en el que repasó la historia de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre.

El aficionado Carlos Cardalda, uno de los fundadores de la Asociación Argentina Amigos de la Astronomía, propuso al Director como presidente del Congreso, lo que fue aceptado por unanimidad. Cernuschi fue sugerido como secretario, pero éste señaló que correspondía la participación de un astrónomo aficionado para ese puesto, por lo que se designó a Segers, Secretario de la Asociación[8]. Este hecho, es una muestra clara de la gran importancia que los astrónomos profesionales les asignaban a la actividad desplegada por los aficionados, así como la intención de integrarlos como parte de la comunidad astronómica.

Terminadas las formalidades comenzaron las ponencias:

  • Ricardo Platzeck expuso sobre “La óptica del gran reflector de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre“.
  • El ingeniero Miguel Rodríguez de la Escuela Naval, habló sobre “La astronomía de los navegantes“.

Luego del corte para el almuerzo realizado entre las 13:40 y 16:45, se continuó con:

  • Hebert Wilkens que se refirió a “La Absorción interestelar selectiva”.
  • Enrique Chaudet pronunció la primera ponencia sobre meteorología: “Los trabajos de radiación solar en nuestro país”.

Chaudet hizo mención a la influencia decisiva que el Monseñor Fortunato Devoto (fallecido el 29/6/1941) había tenido para la terminación de Bosque Alegre, en su papel de presidente del Consejo Nacional de Observatorios, proponiendo un minuto de silencio. Devoto, influyente en el medio científico nacional, se había desempeñado como director del Observatorio de la Plata desde 1910, oportunidad en que concurrió al Congreso Científico que se realizó ese año. Gestionó la creación del Consejo, cuya principal intención fue controlar el Observatorio Nacional y desplazar al Dr. Perrine (Paolantonio 2008, Minniti y Paolantonio 2009), lo que en realidad terminó retrasando la concreción de la Estación Astrofísica.

  • El jesuita Ignacio Puig continuó la sesión hablando sobre “La Luna y el Tiempo”. Hizo referencia a sus investigaciones sobre las relaciones entre las fases lunares y los períodos de lluvia, así como sus vinculaciones con los dichos populares, a partir de observaciones realizadas en el Observatorio del Ebro, España.
  • Enrique Gaviola expuso sobre “Los espectrógrafos para el gran reflector”.
  • Tomas M. Olivera, disertó sobre “La espectrografía solar como auxiliar en el pronóstico meteorológico a largo plazo”. Olivera se presentó como secretario de la Sociedad Argentina de Cosmobiología, de la que el autor no ha podido encontrar referencias.
  • Martín Dartayet relató sus trabajos sobre “La búsqueda de enanas blancas“.
  • En último lugar, el secretario del Congreso, Carlos Segers, procedió a leer la presentación enviada por Adolfo T. Williams, de Buenos Aires: “Los espectros de absorción y el efecto Raman en las soluciones coloidales y en emulsiones”, primera ponencia directamente relacionada con el campo de la física.

El primer día terminó entrada la noche, a las 20 horas. El domingo 5 se inició con la visita a la Estación Astrofísica de Bosque Alegre para asistir a su inauguración, por lo que la tercera y última sesión recién dio comienzo a las 17:35 horas.

  • José Naveira, presidente de la asociación porteña de aficionados, planteó “La actuación pasada, presente y futura de la Asociación Argentina Amigos de la Astronomía”.

A su finalización fue aplaudido por los presentes y Gaviola aprovechó para elogiar lo realizado por la institución, en un claro acto de apoyo a la misma.

El domingo 5 de julio, el Presidente Ramón Castillo visita primeramente las obras del nuevo dique San Roque, cercano a la ciudad de Córdoba (La Voz del Interior, 6/7/1942, dig. S. Paolantonio).

Luego de la visita al dique San Roque, el Presidente Ramón Castillo (1) se trasladó a la Estación Astrofísica de Bosque Alegre cercana a la localidad de Alta Gracia. Durante la inauguración hizo uso de la palabra además del director del Observatorio Dr. Enrique Gaviola (2), el Ministro Guillermo Rothe (3). Puede identificarse también a Jorge Bobone (4) (Los Principios, 6/7/1942, dig. S. Paolantonio).

Gran concurrencia a la inauguración de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre  (La Voz del Interior, 6/7/1942, dig. S. Paolantonio).

  • George D. Birkhoff expuso sobre “Una nueva teoría de la gravitación”.
  • Félix Cernuschi, realizó su propuesta en la charla “¿Cómo se originó el Sistema Solar?”.
  • Carlos Dieulefait, habló sobre “Los procesos cíclicos derivados de series aleatorias evolutivas”.
  • Félix Aguilar relató los trabajos sobre “La determinación de la curvatura de la Tierra en nuestro país”, exponiendo resultados provisorios (la ponencia se publicó con el nombre “Resultados provisorios del aplanamiento terrestre en la República Argentina mediante observaciones gravimétricas”).
  • Jorge Bobone expuso “Predicción del próximo retorno del cometa Halley”.
  • La contribución del Dr. Walter Adams, Director del Observatorio de Monte Wilson, “Algunas posibles investigaciones para un observatorio austral”, fue leída por Martín Dartayet.

En el escrito, escuchado con gran interés, Adams planteó numerosos estudios posibles de realizar con el telescopio de Bosque Alegre, el que eran centro de atención de los astrónomos de todo el mundo.

  • Luis Guerín, conferenció sobre los trabajos de la Córdoba Durchmusterung: “El catálogo de zonas del Observatorio de Córdoba”.
  • Andrea Levialdi, tomó la palabra para describir lo realizado sobre “La construcción de termocuplas y radiómetros”.
  • Finalmente, Jorge Sahade leyó la contribución de Juan Jagsich, “Problema de hipsometría barométrica”.

El evento se dio por finalizado a las 20:50 horas, siguiéndoles la cena de cierre.

Cena del Pequeño Congreso de Astronomía y Física. Mirando de frente, desde la izquierda,  C. Cardalda y su esposa, I. Puig, G. Birkhoff  y E. Gaviola. Primera fila, desde la izquierda en quinto lugar, con anteojos mirando la cámara, A. Völsch (Archivo Histórico OAC, dig. S. Paolantonio).

Las actas del evento, hoy resguardadas en el Museo Astronómico del OAC, fueron publicadas en la Revista Astronómica de la Asociación Argentina Amigos de la Astronomía, encargándose de este trabajo por parte del observatorio el astrónomo Martín Dartayet. En la revista se incluyó un resumen de las ponencias (Anónimo 1942).

f18

Primera página y última del acta del Pequeño Congreso de 1942, donde se aprecian las firmas del presidente E. Gaviola y del Secretario Carlos Segers. Las actas fueron publicadas en Revista Astronómica (Anónimo 1942) (Archivo Histórico OAC, dig. S. Paolantonio).

 

 

Continúa en “Congreso y reuniones de astrónomos en Argentina III

 

Notas

[1] ↑ Gaviola sostenía la necesidad de generar en el Observatorio una escuela de astronomía, física y meteorología. Sus gestiones se prolongaron largo tiempo, hasta que en 1957 se fundó en Córdoba el Instituto de Física, Matemática y Astronomía. Más allá del hecho de la necesidad existente de formar meteorólogos, resulta llamativo que Gaviola vinculara la formación de los mismos con la astronomía, siendo que estas disciplinas se habían separado muchas décadas atrás. Argentina fue una de las primeras naciones que formó institutos distintos para cada campo, cunado en 1872 se funda la Oficina Meteorológicas Argentina. Tal vez, la idea provenía de la experiencia de Gaviola como empleado del Observatorio de La Plata, donde se continuaron realizando las observaciones meteorológicas.

[2] ↑ En 1935, Gaviola obtuvo una beca que desarrolló en el Instituto Tecnológico de California, época en que se relacionó con los miembros del Observatorio de Monte Wilson, del cual Adams era su director (Adams a Beck 16/9/1944; Museo Astronómico OAC), colaborando en el aluminizado de los espejos de los grandes telescopios de esa institución (de 1,5 m, como el de Bosque Alegre de 2,5 m). Posteriormente tuvo nuevo contacto directo cunado en 1939 viaja a EE.UU. para inspeccionar la terminación del espejo de 1,5 m.

[3] ↑ Entre los colaboradores pueden citarse a: B. Dawson, J. J. Nissen, E.  Gaviola, C.  D.  PerrineJ.  Bobone,  F. Aguilar,  J.  A.  Bussolini,  Gualberto  Iannini, R. Platzeck, A. Wilkens y M. Dartayet (el que también había pertenecido a la predecesora Sociedad Astronómica Argentina).

[4] ↑ Otro de los protagonistas claves fue Ángel Gómara, Jefe del Taller Mecánico, el que aún era empleado del observatorio. Participó en los armados de la cúpula y el telescopio, así como en la fabricación de la plataforma de observación (Paolantonio 2008, Minniti y Paolantonio 2009).

[5] ↑ Otros notables que no concurrieron fueron: Numa Tapia, Reinaldo y Carlos Cesco, Simón Gershanik y Enrique Levin del Observatorio Astronómico de La Plata, Ramón G. Loyarte, Rafael Grinfeld, Teófilo Isnardi y Cecilio Wainstein del Instituto de Física de La Plata, Ernesto Sábato, Norberto Cobos, Francisco Pingsdorf, Ernesto Galloni y José Babini (Universidad Nacional, Santa Fe) entre otros (Archivo Museo Astronómico OAC). Muchos de éstos, concurrieron a las reuniones posteriores que se organizaron como consecuencia del Pequeño Congreso de 1942.

[6] ↑ Durante su gestión al frente del observatorio, Gaviola se encontró con similares dificultades que las padecidas por Perrine, relacionadas con la formación de astrónomos y la falta de apoyo de parte de las autoridades de Buenos Aires, manteniendo a su vez, fuertes vínculos con la astronomía norteamericana. Perrine continuó relacionado con el observatorio a través de Bobone y Gaviola. Falleció en 1955 y fue inhumado en la ciudad de Córdoba, a cargo del Observatorio y con presencia de destacados astrónomos de la época. Un justo homenaje se realizó durante la dirección del Dr. Juan José Clariá Olmedo (1995-1998), cuando se colocó en el hall de entrada de la gran cúpula las fotografías de los dos protagonistas de su concreción, uno frente al otro, Charles D. Perrine y Enrique Gaviola. (Paolantonio 2008, Minniti y Paolantonio 2009).

[7] ↑ Sobre esta teoría puede consultarse en español: “En busca de los efectos gravitacionales de Birkhoff: la ultracentrífuga transelástica“, publicado por S. Galindo, C. Cabrera y J. L. Cervantes-Cota en Revista Mexicana de Física E 59 (2013), páginas 103 a 105, disponible en http://www.scielo.org.mx/pdf/rmfe/v59n2/v59n2a8.pdf.

[8] ↑  El domingo 5 de julio, a mitad de la sesión de la tarde, Segers se retira para regresar a Buenos Aires, siendo reemplazado en la secretaría por Martín Dartayet.

 

Referencias

  • Anónimo (1942). “El pequeño congreso de astronomía y física realizado en Córdoba”. Revista Astronómica, XIV, IV, 219-248.
  • Bernaola O. (2001).Enrique Gaviola y el Observatorio Astronómico de Córdoba. Buenos Aires: Ediciones Saber y Tiempo.
  • Gaviola E. (1977). La Asociación Física Argentina su historia hasta 1965. Suplemento 1977. Archivo Gaviola, Biblioteca del Centro Atómico Bariloche, Argentina.
  • Gershanik, S. (1979). El Observatorio Astronómico de La Plata, en Evolución de las ciencias en la República Argentina 1923-1972, Tomo VII, Sociedad Científica Argentina.
  • Minniti E. R. y Paolantonio S. (2009). Córdoba Estelar. Historia del Observatorio Nacional Argentino. Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Córdoba. Córdoba: Editorial de la Universidad. 2da Edición, Versión digital 2013, disponible en: http://oac.unc.edu.ar/descargas/.
  • Pan American Scientific Congress (1917). Proceedings of the second Pan American scientific congress, Washington, U. S. A., Monday, December 27, 1915 to Saturday, January 8, 1916. Vol. V. Disponible en https://archive.org/details/proceedingsseco10swiggoog .
  • Paolantonio S. (2013).Notas sobre la formación de astrónomos en el Observatorio Nacional Argentino. Etapa de los directores norteamericanos. Disponible en https://historiadelaastronomia.wordpress.com/documentos/eduacionona/.
  • Paolantonio S. (2015).La Asociación Física Argentina y el Observatorio Astronómico de Córdoba. Disponible en https://historiadelaastronomia.wordpress.com/documentos/afayoac/.

 

Este documento, texto e imágenes, está protegido por la propiedad intelectual del autor. Puede hacerse libre uso del mismo siempre que se cite adecuadamente la fuente:

Paolantonio, S. (2016). Congresos y reuniones de astrónomos en Argentina (II). Disponible en https://historiadelaastronomia.wordpress.com/documentos/congresos2/. Recuperado el … (indicar la fecha).

No se autoriza el uso de la presente obra para fines comerciales y/o publicitarios. Ante cualquier duda dirigirse a: paolantoniosantiago@gmail.com.

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: