Primera observación con CCD realizada en Bosque Alegre

Santiago Paolantonio

Descargar en PDF (227 kB)

El telescopio de 1,5 metros de abertura de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre, fue pensado a principios del siglo XX para ser empleado en trabajos astrofísicos utilizando especialmente la técnica fotográfica. A partir de su inauguración en 1942, tal como estaba previsto, el uso de la fotografía predominó en las observaciones que se realizaron, acompañada en menor medida por la fotometría fotoeléctrica. El gran reflector posibilitó a lo largo de varias décadas la concreción de importantes estudios vinculados principalmente con la astronomía galáctica y estelar (Minniti y Paolantonio, 2009; Paolantonio, 2009).

A fines de la década de 1970, el CCD comienza a imponerse a la técnica fotográfica por sus muy superiores prestaciones. La aparición del revolucionario detector encontró a la Estación Astrofísica en una época de baja actividad. Recién en 1993 se registró la primera utilización de un CCD con el telescopio de 1,5 m, en ocasión de la ocultación de la estrella TR60 por Tritón, el mayor de los satélite de Neptuno.

En el caso de los estudios de ocultaciones fueron especialmente favorecidos por el CCD, dado que posibilitó extender las observaciones a objetos y estrellas más débiles (Olkin y Elliot, 1994). Este tipo de investigaciones son destinadas, por ejemplo, al ajuste de las órbitas de objetos del sistema solar y a la determinación de algunas de las características de sus atmósferas, y en más de una ocasión derivaron en descubrimientos inesperados, tal el caso de los anillos de Urano.

Neptuno y Triton (NASA/JPL, http://photojournal.jpl.nasa.gov/jpeg/PIA02215.jpg)

En este contexto, la observación de la ocultación de la estrella TR60, que ocurriría el 10 de julio de 1993, fue coordinada por diversos investigadores para llevarse adelante en distintos puntos del hemisferio sur desde donde era visible[1]. Con este objetivo, los doctores William B. Hubbard y Harold J. Reitsema del Lunar and Planetary Laboratory de la Universidad de Arizona, gestionaron ante el Observatorio Astronómico de Córdoba – en ese momento a cargo del Dr. Gustavo Carranza – un turno de observación con el reflector de Bosque Alegre.

Tanto Reitsema como Hubbard – junto a Larry A. Lebofsky y David J. Tholen –, observando una ocultación estelar habían descubierto en 1981 el tercer satélite de Neptuno, luego denominado Laryssa (Reitsema et al, 1981), todo un acontecimiento para la época. Reitsema también participó del hallazgo de Telesto, una de las lunas de Saturno (Reitsema, 1980).

Izquierda: William B. Hubbard (http://dps.aas.org/files/2005hubbard.jpg); derecha: Harold J. Reitsema (http://isc.astro.cornell.edu/Public/IrsPeople).

Otorgado el turno de trabajo en la Estación, los observadores viajaron a Córdoba. Luego de interiorizarse de las características y posibilidades del instrumento, se determinó que el foco más adecuado para el trabajo era el newtoniano. Paso seguido se diseñó una adaptación para montar el CCD en la cámara fotográfica, pieza que fue elaborada por el instrumentista del observatorio Edgardo Pizarro.

 

Edgardo Pizarro montando y ajustando la cámara con el CCD al foco newtoniano del telescopio.

  El Dr. Hubbard preparándose para la observación.

La vieja consola del telescopio.

Montado el CCD, se realizaron los ajustes y pruebas necesarias. A la par se determinó la posición geográfica de la estación con un GPS, cuya antena fue ubicada en el exterior de la cúpula – hasta donde se tiene conocimiento fue la primera medición con este dispositivo en la estación–. Todo quedo dispuesto a la espera de la ocultación.

La noche del sábado 10 de julio se presentó con nubes, las que al momento que ocurrió el evento impidieron apuntar correctamente el telescopio. Para esa época aún no se había terminado la modernización del instrumento, por lo que el calaje con poca visibilidad y con un campo pequeño resultó muy dificultoso. Estaban presentes para ayudar con el manejo del telescopio Juan Puerta y el autor.

Más allá de que la observación se vio frustrada por las nubes[2], este acontecimiento marcó un hecho histórico que merece ser recordado.

Poco tiempo después, el Observatorio Astronómico de Córdoba adquirió una cámara Photometrics CH260, con un CCD TH7896 de 1024 x 1025 píxeles, el que fue montado en el Espectrógrafo Multifunción, manteniéndose  en uso a partir de 1995 (Díaz et al, 1997).

Notas 

[1] ← Se intentó la observación desde Sudáfrica en el South African Astronomical Observatory, el Perth Observatory de Australia, el Gerard P. Kuiper Airborne Observatory (montado en un avión) y la Estación Astrofísica de Bosque Alegre, OAC (Olkin y Elliot, 1994).

[2] ← Esta ocultación solo pudo ser observada exitosamente desde el Gerard P. Kuiper Airborne Observatory (Olkin y Elliot, 1994).

Referencias 

Este documento, texto e imágenes, está protegido por la propiedad intelectual de los autor/es. Puede hacerse libre uso del mismo siempre que se cite adecuadamente la fuente:  Paolantonio, S. (2011).  Primera observación con CCD realizada en Bosque Alegre. Disponible en https://historiadelaastronomia.wordpress.com/documentos/bosqueCCD/. Recuperado ‎ el … (indicar la fecha).  No se autoriza el uso de la presente obra para fines comerciales y/o publicitarios. Ante cualquier duda dirigirse a: paolantoniosantiago@gmail.com.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: