Los inicios de la astrofísica en Argentina, I

S. Paolantonio

Descargar texto completo  PDF ( 1,71 MB) Versión 18/01/2012

A partir de la ponencia realizada en el

Encuentro Internacional Pro-Am LIADA
XIII Convención de Astrónomos
II Simposio de Astrofísica

LIADA – Santa Fe, 9 de diciembre de 2011

A principios del siglo XIX el pensador francés Augusto Comte (1798-1857) sostenía la imposibilidad del ser humano para estudiar la composición química de los cuerpos celestes (Comte, 1835; 2). Sin embargo, mientras esta idea se elaboraba Josef von Fraunhofer identificaba numerosas líneas en la luz descompuesta del Sol, Venus y varias estrellas brillantes, demostrando que se trataba de un fenómeno que no estaba vinculado al instrumental utilizado. Posteriormente, a mitad de siglo, las investigaciones de Robert Bunsen y Gustav R. Kirchhoff relacionaron las misteriosas líneas con algunos elementos químicos, abriendo de este modo el camino al estudio físico-químico de los astros.

La nueva rama de la astronomía que comenzaba a delinearse, la Astrofísica[1], se basaría en la idea que todos los objetos del cosmos están compuestos por elementos químicos iguales a los existentes en nuestro entorno, y que las leyes que describen los fenómenos físicos son válidas en todo el universo.

El marco teórico necesario comenzó a establecerse gracias a los trabajos de Michel Faraday y James Clerk Maxwell, y las publicaciones realizadas a partir de la década de 1860 que  sentaron las bases de la Teoría Electromagnética.

Los comienzos fueron lentos, en particular teniendo en cuenta que aún en 1832 algunos astrónomos – tal el caso del destacado Friedrich Bessel – sostenían que la astronomía debía restringirse a realizar medidas precisas de las posiciones y órbitas de los cuerpos celestes (Kragh, 2008; 150).

La necesidad de medir y descomponer la luz naturalmente débil proveniente de los astros, exigió la elaboración de instrumentos específicos más eficientes y en particular telescopios con aberturas mayores a las existentes. Recién a fines del siglo XIX, el perfeccionamiento de la fundición de grandes bloques de vidrio para fabricar espejos objetivos, de las técnicas para el pulido de las superficies de los mismos y de los dispositivos mecánicos necesarios para mover con la delicadeza y precisión requeridas los importantes pesos involucrados, hicieron posible la aparición de una primera generación de grandes telescopios. Junto a la fotografía, estos “gigantes” de más de un metro de abertura hicieron posible el efectivo desarrollo de la astrofísica, la que en gran medida dominaría la astronomía del siglo XX.

La astrofísica en Argentina

En este contexto se funda en 1871 el primer establecimiento científico astronómico del país, el Observatorio Nacional Argentino. Una década más tarde le sigue el Observatorio Astronómico de La Plata. Dado que estas fueron las únicas instituciones del país dedicadas a la astronomía hasta bien entrado el siglo XX, se considera válido describir los inicios de la astrofísica argentina a partir de lo acontecido en las mismas.

En ambos observatorios es posible identificar dos etapas perfectamente diferenciadas.

La primera se extiende desde las fundaciones de las citadas instituciones hasta la primera década del siglo XX. Se caracteriza por la declaración de intenciones para llevar adelante trabajos astrofísicos, la adquisición de algunos instrumentos destinados a estas tareas y por escasos trabajos realizados.

Durante la segunda etapa se comienzan a llevar adelante observaciones astrofísicas con una frecuencia cada vez mayor. También se adquieren o se adecuan instrumentos que serán claves en un futuro para la continuación y multiplicación de este tipo de trabajos. En el caso del Observatorio Nacional, comprende la dirección del Dr. Charles D. Perrine y tiene un fin bien establecido que coincide con su jubilación ocurrida a fines de 1936. En cuanto al observatorio platense, a pesar que no se puede identificar un límite inequívoco, es posible establecerlo aproximadamente a mediados de la década de 1940.

Al finalizar el período de gestación de la astrofísica nacional que hemos dividido en las mencionadas dos etapas, en los dos observatorios los estudios relacionados con esta rama de la astronomía se multiplican y sistematizan, adquiriendo progresivamente una relevancia mayor hasta convertirse en predominantes a fines del siglo XX.

En el caso del observatorio cordobés, si bien los nuevos trabajos no tienen directa relación con los realizados en la segunda etapa, en gran medida se desarrollan gracias a la inauguración de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre, propuesta, planificada y prácticamente terminada durante la gestión del Dr. Perrine. Merece también destacarse, que las observaciones de galaxias efectuadas por este director fueron tomadas como base por el Dr. J. L. Sersic para la construcción de su Atlas de Galaxias Australes publicado en 1968, una de las obras cumbres de la astrofísica argentina.

Respecto al Observatorio Astronómico de La Plata, se constituye en un  hito la propuesta realizada en 1947 por su director Guillermo Wallbrecher para la adquisición de un gran reflector destinado a los estudios astrofísicos, pensado inicialmente de 3 metros de abertura para ser instalado en Chilecito (La Rioja) (Wallbrecher, 1951; 55) y que finalmente se concretaría en 1986 con la inauguración del Complejo Astronómico El Leoncito (CASLEO) en San Juan, con un telescopio de 2,15 m. Este es un acontecimiento destacable dado que CASLEO tendrá un papel importante en la continuación de los trabajos astrofísicos en el país.

Hacen su aparición numerosos astrónomos que tuvieron un actuar relevante en esta área, algunos de los cuales trabajaron en ambas instituciones, tal  los casos de Enrique Gaviola y Livio Gratón. Se contratan astrónomos extranjeros de importancia y numerosos argentinos se recibieron tanto en la Universidad de La Plata, como posteriormente en el Instituto de Matemática, Astronomía y Física, hecho que marcó un nuevo rumbo a la astronomía argentina.

A partir de la cuarta década del siglo XX, los observatorios de Córdoba y La Plata ya no estuvieron solos, nuevas instituciones que se dedicaron a la astrofísica fueron inauguradas, por ejemplo: el Observatorio de Física Cósmica de San Miguel, el Instituto Argentino de Radioastronomía, el Instituto de Astronomía y Física del Espacio y el Instituto de Astronomía Teórico y Experimental. No puede olvidarse otro hecho destacable que constituyó el inicio de la participación argentina en el Observatorio Geminis en 1992.

OAC: Observatorio Astronómico de Córdoba, OALP: Observatorio Astronómico de La Plata, OSM: Observatorio de Física Cósmica de San Miguel, IAR: Instituto Argentino de Radioastronomía, IAFE: Instituto de Astronomía y Física del Espacio, IATE: Instituto de Astronomía Teórico y Experimental, EABA: Estación Astrofísica de Bosque Alegre.

Primera etapa

 Observatorio de Córdoba (1871 a 1908)

Usualmente se identifica al Observatorio Nacional Argentino como una institución dedicada exclusivamente a la astronomía de posición. Si bien los trabajos realizados a lo largo de las primeras décadas luego de su creación fueron preponderantemente astrométricos, entre sus objetivos fundacionales se encontraba uno netamente vinculado a la entonces naciente astrofísica, hecho que pasó desapercibido hasta principios del presente siglo (Paolantonio y Minniti, 2001).

A fines de 1868 el presidente de la república Domingo F. Sarmiento solicitó al que sería designado primer director del observatorio cordobés, el astrónomo norteamericano Benjamin A. Gould, los lineamientos que regirían los trabajos de la nueva institución. El Dr. Gould respondió a este requerimiento en una extensa carta fechada el 24 de diciembre de ese año en la que propone los siguientes objetivos[2]:

  1. Formación de un catálogo de posiciones estelares de la porción del los cielos australes no catalogadas.
  2. Realización y medición de fotografías de los más prominentes o singulares grupos de estrellas.
  3. Realización del análisis espectroscópico de la luz de las estrellas más brillantes.

(Gould a Sarmiento, 24/12/1868, Museo Sarmiento Carta N° 1513)

 

Detalle de la carta de Benjamin Gould dirigida al presidente D. F. Sarmiento donde se proponen los objetivos para la primera institución científica astronómica argentina (Gould a Sarmiento, 24/12/1868, Museo Sarmiento, Carta N° 1513).

 

Como puede apreciarse el tercer objetivo es netamente “astrofísico”. En relación con éste, en la misma misiva se señala la necesidad de adquirir “espectroscopios” estimando un gasto de 400 dólares oro.

Al concretarse la creación del Observatorio, la American Academy of Art and Sciences[3] encarga para el mismo la construcción de dos instrumentos, en palabras del director: “con el fin de procurarme los aparatos necesarios para el estudio de la luz de las estrellas del sud…“. Se trataba de un fotómetro fabricado por Ausfeld de la ciudad de Gota[4] y un espectroscopio de protuberancias elaborado por Tauber de Leipzig – N° 13 –, ambos realizados bajo la directa supervisión de su inventor profesor Karl Friedrich Zöllner, residente también en la ciudad alemana Leipzig (Gould, 1871; 83 y 1872; 425). Estos aparatos fueron prestados al Observatorio Nacional Argentino bajo la condición de ser devueltos una vez cumplidos sus propósitos o respuesta la suma invertida. En 1872 el Gobierno Nacional optó por la segunda alternativa, autorizando el pago a la Academia de 500 pesos fuertes, por lo que ambos aparatos quedaron en poder del observatorio (Gould, 1873; 472 y Minniti y Paolantonio, 2009; 64-66).

La adquisición de estos instrumentos demuestra que más allá de lo expresado en los objetivos fundacionales se tenía la real intención de concretar los trabajos espectroscópicos, idea que se ve reforzada por una nueva compra realizada en 1874, en oportunidad del viaje a EE.UU. realizado por el director luego del fallecimiento de dos de sus hijas (Paolantonio y Minniti, 2001), donde adquiere tres espectroscopios Kahler[5] (Gould, 1875; 224).

Fotómetro Zöllner del Observatorio Nacional Argentino, fabricado en 1870. Izquierda: fotografía del fotómetro y sus accesorios obtenida a mediados del siglo XX. Arriba: detalles de la láminas I explicativa del funcionamiento del aparato que aparece en el libro de su inventor (Zöllner, 1861) (Archivo OAC, digitalizada S. Paolantonio).

Espectroscopio de protuberancias de Tauber, N° 13, fabricado en 1870, perteneciente al Observatorio Astronómico de la UNC. Consta de dos conjuntos de prisma de visión directa de 5 elementos cada uno y ranura. Aún no se ha podido ubicar una de las partes del instrumento, la que probablemente se desmontó para ser utiliza en otro aparato (S. Paolantonio, 2011). Arriba a la derecha: espectroscopio similar existente en el Osservatorio Astronomico Di Palermo Giuseppe S. Vaiana, construido en la misma época (http://www.astropa.unipa.it/museo/indicestrum.htm).

Espectroscopio Kahler comprado en 1874 por el Observatorio Nacional. No tiene ranura, en su lugar utiliza una lente astigmática. Consta de un único prisma de 60° ubicado en el cuerpo central (abajo). El espectro se proyecta sobre una escala (derecha). Nótese las reducidas dimensiones del aparato (S. Paolantonio, 2011).

Sin embargo, los trabajos relacionados con la Uranometría Argentina, las observaciones con el Círculo Meridiano y la obtención de las placas fotográficas no dejaron durante los primeros años tiempo para llevar adelante los estudios espectroscópicos, tal como lo expresa el director:

 “Es verdad que hay otra investigación que habría sido muy interesante y valiosa para la ciencia, especialmente en el estado actual. Esta es la clasificación de la luz de las estrellas del catálogo según su calidad como lo revela el espectroscopio. Me había propuesto la ejecución de esta obra; pero la enormidad de los trabajos de astronomía práctica, que han exigido la consagración de un tiempo tres veces mayor de lo que había esperado, me quita ahora toda esperanza de poder llevarlo a cabo. Sin embargo, quedan hechos todos los preparativos para esta importante empresa, la que espero se hará más tarde y también en el Observatorio Argentino” (Gould 1882; 91) [El subrayado fue agregado, no está en el original]

El Dr. Gould otorgó prioridad a la tarea de catalogar las posiciones estelares medidas con el Círculo Meridiano – y empleando la fotografía –, una necesidad en la época y una aspiración personal que provenía de su formación profesional en Europa, marcada particularmente por la influencia de su maestro el prusiano Friedrich Argelander. Debe tenerse también en consideración que a pesar que Gould se queda en argentina casi 15 años, su intención inicial fue que la estadía no superar los tres años (Paolantonio y Minniti, 2001), por lo que siempre estuvo urgido por cumplir sus metas principales para luego regresar a EE.UU..

Las únicas observaciones que pueden vincularse con la astrofísica, se efectúan con el fotómetro Zöllner entre 1883 y 1887 – direcciones del Dr. Gould y de su discípulo y continuador el Dr. John Thome –, en el contexto del seguimiento de estrellas variables – o sospechosas de serlo – detectadas durante los trabajos astrométricos. Entre las variables estudiadas se destaca la notable Eta Carinae (Minniti, Paolantonio y Melia, 2000).

Trabajos realizados con el fotómetro Zöllner de las estrellas variables R Hydrae (Astronomische Nachrichten, Vol. 102, 1882; 1: p.349, 2: p. 341) y Eta Argus – hoy denominada Eta Carinae – (The Astronomical Journal, Vol. 9, N°201, 1889, p. 65).

En Hodge 1971 p. 220 se hace mención que a partir de 1894 el Dr. Thome realiza determinaciones de magnitudes estelares empleando un “fotómetro polarizador” prestado por Edward Pickering. Sin embargo no se ha encontrado mención alguna de estos trabajos en las publicaciones e informes realizados por Thome. Sí puede establecerse que el director tenía contacto con Pickering [6] y se encuentra en el observatorio un fotómetro que podría encajar con el indicado, por lo que estas posibles observaciones es actualmente motivo de estudio por parte del autor.

Fotómetro existente en el Observatorio Astronómico de Córdoba que probablemente haya sido utilizado durante la gestión del Dr. John M. Thome (S. Paolantonio, 2011).

Entre 1872 y 1885 se obtuvieron en el observatorio casi un millar y medio de fotografías, en particular de cúmulos abiertos. Realizadas con el “Gran Ecuatorial” de 28 cm de abertura, las mediciones de estas placas se publicaron en 1897 bajo el título Fotografías Cordobesas (Paolantonio y Minniti, 2008 y Paolantonio, 2011). Más tarde, desde 1902 el observatorio participó en el programa internacional Carte du Ciel (Paolantonio, 2011) que también utilizó la fotografía para mapear todo el cielo. Si bien ambos proyectos tenían como propósito la determinación de posiciones estelares, corresponde que sean mencionados debido a que permitieron adquirir las destrezas necesarias para el empleo de la técnica fotográfica, que como se indicó, sería clave en el desarrollo de la astrofísica.

Merece destacarse que el Dr. Thome adquiere una astrocámara de 12,5 cm de abertura, fabricada por Shaegmüler y Brasear, con la que en 1893 intenta iniciar el estudio de la Vía Láctea. A pesar que se desconocen los objetivos que se planteó, puede afirmarse que no eran de índole astrométricos y probablemente estaban relacionados con el análisis de la distribución de las estrellas en el cielo en función de su brillo. La inspección de las placas obtenidas en esa época muestran importantes aberraciones[7], lo que probablemente junto a que el director estaba dedicado a la confección del catálogo de la Córdoba Durchmusterung – que le absorbía la mayor parte del tiempo –, llevaron a que no se concretara este trabajo.

Izquierda: astrocámara Shaegmüler – Brasear del Observatorio Nacional Argentino. Derecha: detalle de la fotografía de la zona de la Cruz del Sur realizada el 28/6/1893 con la cámara Shaegmüler – Brasear, en la que se aprecia las notables aberraciones (Archivo OAC).

Observatorio de La Plata (1883 – 1911)

El 22 de noviembre de 1883 el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires emite un decreto ordenando erigir un observatorio en la entonces recién fundada ciudad de La Plata. Como primer director fue designado el francés Francisco Beuf, quien organiza la nueva institución, comienza con la construcción de las distintas edificaciones – actividad que se prolongará hasta la década siguiente – y concreta la adquisición del instrumental necesario.

A diferencia del Observatorio Nacional[8], las misiones asignadas al de La Plata abarcan una amplia gama de tareas, en particular geodésicas, magnéticas y meteorológicas. Los objetivos relacionados con la investigación astronómica incluyen además de la determinación de posiciones estelares y otras tareas astrométricas, dos de carácter netamente astrofísico:

–          Observación diaria del Sol a varias horas del día para el estudio de sus manchas.

–          Estudio del espectro solar.

También se contemplaron observaciones de “planetas telescópicos” y de eclipses (Gershanik, 1979; 18 y Hussey, 1914).

Correspondientemente se adquirió en 1886 un espectroscopio de M. Thollon (Hussey, 1914; 10 y 51), inventado pocos años antes específicamente para el estudio del espectro solar.

También se compraron dos telescopios que por sus aberturas se presentaban especialmente adecuados para emprender observaciones astrofísicas.

Reflector de 80 cm del Observatorio Astronómico de La Plata, construido por Gautier y los hermanos Henry  (Hussey, 1914).

En abril de 1886 se encargó un reflector de 80 cm de diámetro, un tamaño muy considerable para la época. Construido en París bajo la supervisión del director del Observatorio de esa ciudad, Ernest Mouchez, la montura estuvo a cargo de Paul Gautier y la óptica por los hermanos Prosper y Paul Henry. El telescopio y su cúpula estaban listos a fines de 1890 (Hussey, 1914). El instrumento adolecía de varias deficiencias, tanto en su mecánica como en su óptica, lo que mereció repetidas intervenciones a partir de la década de 1920 (Gershanik, 1979; 35).

Refractor de 433 mm del Observatorio Astronómico de La Plata (Hussey, 1914).

En 1887 se compró a los mismos fabricantes un gran refractor 433 mm de diámetro de objetivo, recibido en La Plata en 1894 (Hussey, 1914; 39).

El mismo año también se encarga un telescopio astrográfico para participar en el programa de la Carte du Ciel, el que como se indicó anteriormente utilizaba la técnica fotográfica. Si bien el instrumento llegó en 1889 y fue instalado, dos años más tarde el Dr. Beuf anuncia al Comité la postergación indefinida del inicio de las tareas. Finalmente este trabajo nunca se concreta (Paolantonio, 2011).

Como ocurrió con el observatorio nacional, a pesar de contarse con el mandato y disponerse de los instrumentos necesarios, en esta primera etapa no se realizaron estudios astrofísicos. En este caso, las razones pueden encontrase en la fuerte crisis financiera y política que sufrió la provincia de Buenos Aires que afectó notablemente al observatorio. A estos problemas se sumó la larga y penosa enfermedad que sufrió el Dr. Beuf hasta su fallecimiento ocurrido en 1899 (Raffinetti, 1904 y Paolantonio y Minniti, 2009). De hecho, el ingeniero Virgilio Raffinetti que reemplazó en la dirección a Beuf, en su informe de 1906 señala el desastroso estado en que encontraba la institución cuando asume (Gershanik, 1979; 19).

Esta situación recién comenzará a modificarse cuando se inicia el proceso de transferencia del Observatorio al ámbito nacional, pasando a integrarse a la entonces recién creada Universidad de La Plata.

En 1906 asume la dirección el italiano F. Porro de Somenzi, quien se mantiene en su cargo hasta 1911, fecha en que es designado el Dr. William Hussey que comenzará a impulsar los trabajos astrofísicos en la institución.

Continúa en: Los inicios de la astrofísica en Argentina, II

Notas:

[1] ← Hoy podemos definir a la Astrofísica como la parte de la Astronomía que se ocupa de la físico-química de los astros, estudiando su composición, masa, estructura, evolución, etc.

[2] ← En la misma esquela Gould señala que los objetivos 1 y 3 se los había propuesto cuando planificó en 1866 una expedición astronómica particular al hemisferio sur que finalmente no pudo concretar. En 1871 al inaugurarse el Observatorio, el presidente Sarmiento en su discurso menciona la espectroscopía como uno de los estudios encarados por los observatorios en general, mostrando que estaba perfectamente enterado de los adelantos astronómicos (Los Principios, 26/10/1871).

[3] ← De acuerdo a lo indicado por Gould la Academia empleó para este fin el Fondo Rumford (Gould, 1874). El Dr. Gould, al igual que su padre, pertenecía a la American Academy of Art and Sciences. Debe aclararse que no fue la única institución que apoyó la creación del Observatorio Nacional Argentino, muchas de diferentes partes del mundo prestaron equipos y obsequiaron libros (Paolantonio y Minniti, 2001).

[4] ← Existen en el mundo una veintena de fotómetros Zöllner.

[5] ← Hasta el momento no se ha encontrado referencia de la existencia de instrumentos similares en otros observatorios. Uno de los tres espectroscopios aún no se ha encontrado.

[6] ← En la segunda parte del Volumen 21 de los Resultados del Observatorio Nacional Argentino, el Dr. Perrine menciona la existencia de este fotómetro indicando que fue proporcionado por Pickering, pero no menciona en qué año. Con este fotómetro se realizan las estimas de brillo de las estrellas del casquete polar para la Córdoba Durchmusterung, cuyos resultados fueron publicados en el mencionado volumen en 1932.

[7] ← En el siglo XX se confeccionó una lente correctora que posibilitó la utilización de esta cámara en forma exitosa durante muchos años.

[8] ← A pesar que el observatorio de Córdoba no tenía prevista inicialmente este tipo de tareas, durante las primeras décadas y por iniciativa de la dirección, se realizan en forma sistemáticas determinaciones de longitudes geográficas de las principales ciudades argentinas. También se llevan adelante mediciones magnéticas, si bien en este caso fueron puntuales. En cuanto a la parte meteorológica, las observaciones fueron asumidas por la Oficina Meteorológica Argentina, la cual a pesar de haber nacido en el seno del observatorio y haber funcionado en el mismo durante 12 años, se constituía en una institución independiente (Minniti y Paolantonio, 2009).

Referencias

  • Comte, A. (1835). Cours de philosophie positive. Tome 2. Paris: Au Siège de la Société Positiviste.
  • Gershanik, S. (1979). El Observatorio Astronómico de La Plata, en Evolución de las ciencias en la República Argentina 1923-1972, Tomo VII, Sociedad Científica Argentina.
  • Gould, B. A. (1871). Informe al Ministro del año 1870. Libro copiador A, pp. 78-92, 24/5/1871. Archivo Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Córdoba.
  • Gould, B. A. (1872). Gould a Avellaneda, 12/11/1872. Libro Copiador A, pp. 424-425. Archivo Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Córdoba.
  • Gould, B. A. (1873). Informe al Ministro del año 1872. Libro Copiador A, 28/02/1873, pp. 458-475. Archivo Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Córdoba.
  • Gould, B. A. (1874). Recepción en Boston al Dr. Benjamin A. Gould director del Observatorio Nacional Argentino por sus compatriotas de aquella ciudad y sus cercanías, junio 22 de 1874.
  • Gould, B. A. (1875). Informe al Ministro del año 1874. Libro Copiador B, 27/3/1875, pp. 206-225. Archivo Observatorio A de la Universidad Nacional de Córdoba.
  • Gould, B. A. (1882). Informe al Ministro del año 1881. Libro Copiador C, 4/5/1882, pp. 89-107. Archivo Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Córdoba.
  • Hodge, J. H. (1971). Juan M. Thome, Argentine Astronomer from the quaker state. En Jornal of Inter-American Studies and World Affairs, Vol. 13, N° 2, Apr. 1971, pp. 215-230.
  • Hussey, W. J., Delavan, P. T. y Dawson, B. H. (1914). Descripción general del Observatorio, su posición geográfica, y observaciones de cometas y de estrellas dobles. La Plata: Publicaciones del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de La Plata, Tomo 1.
  • Kragh, H. (2008). Historia de la cosmología. Madrid: Ed. Crítica.
  • Minniti, R. y Paolantonio, S. (2009). Córdoba Estelar. Historia del Observatorio Nacional Argentino. Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Córdoba. Córdoba: Editorial de la Universidad.
  • Minniti, E., Paolantonio, S. y Melia, R. (2000). Variables cordobesas. Disponible en https://historiadelaastronomia.files.wordpress.com/2008/12/variablescordobesas.pdf.
  • Paolantonio, S. y Minniti, E. (2008). Fotografías Cordobesas, Obra pionera de fotografía astronómica en Latinoamérica y el mundo. Revista Universo Digital, N° 55. Disponible en http://www.liada.net/universo.liada.net/a10%20-%20FotografiasCordobesas.pdf.
  • Paolantonio, S. y Minniti, E. (2001). Uranometría Argentina 2001. Historia del Observatorio Nacional Argentino. SECyT y OAC UNC. Córdoba.
  • Paolantonio, S.  (2011). El telescopio astrográfico del Observatorio de Córdoba.I, II y III. Disponible en https://historiadelaastronomia.wordpress.com/ astrografico3/.
  • Raffinetti, V. (1904). Descripción de los instrumentos astronómicos del Observatorio de La Plata. La Plata: Talleres de publicaciones del Museo.
  • Wallbrecher, G. O. (1951) Nota al Señor Rector de la Universidad Nacional de La Plata (19/7/1951) en Misión y Tareas de la Dirección General de Observatorios Astronómicos Nacionales, en cumplimiento del Segundo Plan Quinquenal (1953-1957), Presidencia de la Nación, Eva Perón (La Plata).
  • Zöllner, J. C. F. (1861). Grundzüge einer allgemeinen photometrie des himmels. Berlin : Mitscher  Röstell.

Este documento, texto e imágenes, está protegido por la propiedad intelectual del autor. Puede hacerse libre uso del mismo siempre que se cite adecuadamente la fuente: Paolantonio, S.  (2011).  Los inicios de la astrofísica en Argentina, I.  Disponible en https://historiadelaastronomia.wordpress.com/documentos/astrofisicaI.  Recuperado el … (indicar fecha).  No se autoriza el uso de la presente obra para fines comerciales y/o publicitarios. Ante cualquier duda dirigirse a: paolantoniosantiago@gmail.com.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: