140 años

A 140 años de la fundación del Observatorio Nacional Argentino

Vídeo sobre el aniversario del ONA

EL ORIGEN[1]

Inauguracion – para hoy está fijado el acto de la inauguracion del Observatorio Astronómico.
Habrá nuevos discursos del Presidente, Ministro Avellaneda y Director Dr. Goold (sic).

(El Eco de Córdoba, 22 de octubre de 1871)

Observatorio Astronómico
Á consecuencia de la lluvia se ha diferido hasta hoy la inauguracion del Observatorio Astronómico.

(El Eco de Córdoba, 24 de octubre de 1871)

Inauguracion del Observatorio Astronómico

Como estaba anunciado, ayer tuvo lugar lugar la inauguración del Observatorio Astronómico.
Ha sido una fiesta grande, tierna, llena de esplendor.
El pueblo de Córdoba en su parte mas distinguida, en damas y caballeros, llenó todo el local del Observatorio, quedando infinitas otras personas fuera de aquel recinto por falta de espacio, para contener este pueblo que se tacha de ignorante y que se conmovia y aplaudia lleno de entusiasmo. cuando se le hablaba de los astros y de otros mundos que vá á descubriri la ciencia, teniendo por medio esos instrumentos que todos han visto ayer.
A las cinco de la tarde, el Presidente, sus Ministros, el Gobernador de la Provincia, el ilustrísimo Obispo de Córdoba, el cuerpo univeristario con su Rector, lo mismo que el Rector del Colegio de Moserrat é innumerables dmas y ciudadanos lo mismo que muchisimos estrangeros, entraron al local del Observatorio.
El Señor Obispo bendijo primero aquel establecimiento científico, el primero y el único que se ha creado en la República, de su género, pronunciando un discurso que por la entonacion de su voz y la austeridad de sus ideas conmovión prodfundamente a todos los circunstantes.
El Señor Obispo habló de las relaciones de la Religion y la ciencia, y como una y otra marchaban de consuno, bendiciendo siempre aquella cada conquista que hace esta en su vastisimo campo.
El Señor Obispo fue aplaudido diferentes veces, y muy especialmente, cuando terminó su discurso, recomendando á todos esa base firmísima en que descansa el mundo, y sin la cual vuelan como aristas los tronos y los pueblos.
El Señor Obispo estuvo muy bien y nos ha complacido oirlo lleno de uncion, conmover a todos con esos recuerdos que en su boca tenían oportunidad incontestable.
Despes de él habló el ilustre Astrónomo M. Gould.
Su discurso es una verdadera joya que no podemos en estos momentos, examinar.
Trazo á grandes rasgos su misión, nos habló de esos mundos que vá á esplorar y de las relaciones en que esta la ciencia con Dios y con la humanidad entera.
El discurso de Mr. Gould es un trozo admirable de ciencia y de grandes ideas que recomendamos desde ya a nuestros jovenes.
El distinguido Astrónomo fue interrumpido, repetidas veces, por aplausos que sin duda merecia su palabra inspirada.
Despues de él tomo la palabra el Ministro Avellaneda.
Comenzó pidiendo un instante de tregua, diciendo que era preciso que pasase la impresion del magistral discurso de M. Gould para poder continuar.
Despues de este exordio que improvisó y que fué calorosamente aplaudido, leyó el discurso que vá en otro lugar, siendo repetidas veces, saludado con bravos.
El Presidente de la República cerró esta festa con un discurso, completamente original, que arrancó entusiastas aplausos de damas y caballeros.
Añl hablar de M. Gould, y dirigiéndose á él, recordando otros dias en que ya se ocupaban del Observatorio, le tendió la mano y apretándosela en un momento de espansion, terminó declarando inaugurado el Observatorio Astronómico!
Un Presidente argentino que estrecha la mano de un sabio como M. Gould en una gran fiesta como esta, ¿no era una novedad, y no simboliza el maridaje de la ciencia y las luces con la política de nuestros hombres públicos?
Espectácuñlo estraño! Nosotros os saludamos como una alborada de luz y una nueva época, en esta tierra de barbarie y luchas fraticidas!
En esos momentos el himno nacional resonaba en los aires y todos se ponian de pié.
Así terminó la inauguración.
Pocos actos mas grandes y trascendentales que este.
Todo contribuyó á dar á esta fiesta una magestad que la hará eterna en el corazon del pueblo.
Un pueblo que engalana y que corre presuroso á escuchar a hombres que le hablan de astros; uno de esos días serenos y puros, que convidan á la espansio, la brisa de la tarde que embalsamaba el aire que repirábamos, todo cooperó á dar á esta fiesta un no sé qué, que nos elevaba hasta esos mundos que el telescopio va á buscar, y mas allá de ellos, – hasta Dios.
Así, lo que se pudo creer que era un pasatiempo, fué una leccion y un movimiento hacia las alturas, á que tan pocas veces volvemos la vista.
El pueblo á quien se pintó de ignorante, escuchaba arrobado los discursos en que se le hablaba de lo mas abstracto que puede abarcar el alma, los mundos que solo ha sondeado el hombre con el telescopio y los vuelos atrevidos de su alma.
Hemos puesto una piedra milar que señala otros esfuerzos y nuevos derroteros.
Saludo al pueblo que aplaude esos hechos, y gracias á esa Providencia que nos permite inaugurar establecimientos, como éstos.
Que todos los que vengan despues, recuerden que es asi como se engrandecen los pueblos y se echa el cimiento de reputaciones que vivirán, mientras vivan los astros en que van á estar escritos sus nombres.
El espectáculo de ayer ha sido un acontecimiento sublimemente grande!!

(El Eco de Córdoba, Suplemento N° 26 de octubre de 1871)

[1] ←  Las transcripciones que se incluyen a continuación son textuales. Se ha respetado la ortografía de la época.

Comentario

La creación del Observatorio Nacional Argentino formó parte de una política científica planificada durante el gobierno del presidente Domingo F. Sarmiento, implementada con la ayuda del Ministro Nicolás Avellaneda.

La decisión de que esta institución, la Exposición Nacional y la Academia Nacional de Ciencias, tuvieran epicentro en la ciudad de Córdoba, provocó una muy fuerte reacción adversa de Buenos Aires, desde donde se atacó con expresiones ofensivas contra el pueblo mediterráneo. El conocer este hecho facilitará al lector interpretar algunas expresiones vertidas en la noticia del 26 de octubre. La rivalidad entre las ciudades era fuerte en este período, tal vez pueda resumirse en el comentario que realiza el Dr. Gould en una carta dirigida al Presidente unos meses antes de la inauguración “…aquí [en Córdoba] todo lo malo es porteño…“.

Los mentores del Observatorio esperaban que esta institución se convirtiera en motor de cambio, idea que llegó a concretarse. Esta institución científica pionera, más allá de las numerosas obras científicas que brindó a la posteridad, colaboró con la creación de la Oficina Meteorológica Argentina, la unificación de los pesos y medidas, la emisión de la hora para todo el territorio argentino y  las primeras determinaciones geográficas precisas de las principales ciudades de la república, lo que sin duda contribuyó a la constitución de la nación.

El Observatorio Nacional Argentino, hoy Observatorio Astronómico de la UNC, perduró en el tiempo y muchos de los que lo hicieron posible “vivirán, mientras vivan los astros en que están escritos sus nombres” (ver Reconocimientos celestes), parafraseando lo anticipado por el periodista que registró aquel “acontecimiento sublimemente grande!!”. El presente es demostración que esto no cambiará, muchos más poblarán los cielos, y aquellos/as que desde el anonimato contribuyeron, contribuyen y contribuirán con su “grano de arena” no deben ser olvidados.

S.P.

Sugerimos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: