Astrónomos Aficionados

José Galli y su observatorio en Córdoba

José Galli nació en Milán el l2 de Enero de 1887. En esa ciudad se graduó en Ciencias Económicas. Luego de vagar por Europa, se radicó en Londres, donde ejerció su profesión. Desde allí partió hacia nuestro país en el año 1912, donde ejerció la representación de importantes firmas comerciales hasta 1950, año de su retiro. Independientemente de ello, desarrolló una intensa actividad como músico y musicólogo, además de astrónomo aficionado.

Astrónomos Aficionados, Astronomía Argentina

Marcos Severín

En mi formación astronómica “cuasi semi ex profesional”, participó en sus comienzos el arquitecto Marcos Severín, residente en la ciudad de Rafaela… Severín, con el grupo de Rafaela, fueron los primeros que en la época moderna exploraron el Chaco buscando el mítico “Mesón de Fierro”, del cual hablamos varias veces; en 1961 pasaron a integrar el equipo del norteamericano William Cassidy que investigaba cráteres meteóricos, con miras a adquirir experiencia para la exploración espacial…

Astrónomos Aficionados, Cometas

Gran Cometa de 1844

Gracias a la Hemeroteca de la Biblioteca Pública de la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, se ha podido contar con la edición de La Gaceta Mercantil del 22 de enero de 1845, y tal como se anticipó en Los grandes cometas de 1843 y 1844, se completo el ítem correspondiente al Gran Cometa de 1844 de esa entrada, que se brinda en la presente. Alternativamente, se invita a leer y descargar la versión actualizada del artículo original. El cometa de 1844, visto por primera vez desde Buenos Aires el 13 de diciembre de ese año, fue observado por Vicente López y Planes, quien es considerado su descubridor.

Leer texto completo

Astrónomos Aficionados, Astronomía Argentina, Cometas, Historia de la Astronomía

Los grandes cometas de 1843 y 1844

Observación y descubrimiento desde la República Argentina

Con cometarios sobre el cometa de 1821 y un anexo sobre la constelación “El taller de Fidias”

Los años 1843 y 1844 fueron excepcionales para la observación de cometas, con la aparición de dos de gran brillo, que resultaron visibles a simple vista en el cielo austral por un considerable período. Ambos cometas fueron observados por Felipe Senillosa y Vicente López desde Buenos Aires, y como se verá, el de 1844 fue descubierto por López.

El Gran Cometa de 1843, nombrado entonces 1843 I y hoy como C/1843 D1, fue observado en el hemisferio norte a principios de febrero de ese año y en el sur desde marzo. En cuanto al Gran Cometa de 1844 (1844 III; hoy C/1844 Y1), fue divisado por primera vez el 13 de diciembre desde Buenos Aires por Vicente López, tres días más tarde en Guayana (en ese momento Guayanas Británica) y posteriormente en Green Point próximo a la ciudad del Cabo, Sudáfrica. Para Europa recién fue visible en febrero del año siguiente.

Leer texto completo

Anexo.  Constelación “El taller de Fidias”

Astrónomos, Astrónomos Aficionados, Astronomía Argentina, Historia de la Astronomía

Bernard Kiernan y los cometas

Sobre un aficionado argentino de comienzos del siglo XIX y el temor al cometa Biela.

Entre las décadas de 1820 y 1830, en Buenos Aires, se identifican dos aficionados a la astronomía, Dwerhagen y Kiernan, relacionados con Fabricio O. Mossotti, profesor de la Universidad de aquella ciudad, que disponía en el Convento de Santo Domingo, de un aula-observatorio de astronomía y meteorología. Sobre los tres hemos escrito en anteriores entradas. En la presente, se agrega nueva información, especialmente de Kiernan, sobre las observaciones realizadas de cometas, y en particular del cometa Biela, que causó gran preocupación entre la población por los rumores de que en 1832 chocaría con la Tierra.

Leer texto completo

Astrónomos Aficionados

La responsabilidad del aficionado

Un recuerdo memorable

Nace una conciencia astronómica creada en los ámbitos culturales del país que transfieren conocimiento; tanto como de una acción divulgadora que promueve y afianza el ejercicio de la disciplina en todos los niveles. Diariamente, ya sea como noticia o como soporte de propaganda comercial, el evento astronómico está presente de algún modo, aunque fuere larvado…

Edgardo Minniti Morgan

Astrónomos Aficionados, Astronomía Argentina, Historia de la Astronomía

Mirar el cielo desde las serranías de Córdoba, recordando a Guido Buffo

Contribución… por Armando E. Zandanel

Córdoba fue la primera provincia de la Argentina en tener oficialmente un observatorio astronómico. Se inauguró el 24 de octubre de 1871 el Observatorio Nacional Argentino, hoy Observatorio Astronómico de Córdoba. Ese día comenzó sin interrupciones la colaboración de nuestro país a la ciencia astronómica internacional. El domingo 5 de julio de 1942 tuvo lugar otro acontecimiento destacable en la historia astronómica de la República Argentina y en las sierras cordobesas, la inauguración de la Estación Astrofísica basada en un telescopio reflector de 1,5 metros de diámetro, en la cima de uno de los cerros de la estancia “Bosque Alegre”. Sin embargo las serranías guardan secretos relacionados con la astronomía, uno de ellos tiene que ver con un italiano, que como tantos, había llegado a la Argentina a trabajar. Natural de Treviso, llegó cuando corría el año 1910. Como llegue a vivir en la casa que él construyó tiene que ver con parte de su historia: fue Inspector de Enseñanzas Secundarias Normal y Especial, función en la cual se jubiló, no sin antes crear el parque de Montaña de Villa Leonor de los Quebrachitos (Unquillo) y donarlo a los jóvenes argentinos, junto con todos sus bienes, a través del Ministerio de Educación…

Astrónomos, Astrónomos Aficionados, Astronomía Latinoamericana

Brasil quienes en su historia astronómica

Astronomía en Latinamérica

Brasil, en Latinoamérica, cuenta con una rica historia astronómica que hemos esbozado en la nota que en este sitio publicamos en su momento. Como consecuencia de ello, una pléyade de astrónomos permanecen en la misma “a la sombra de lo mármoles”. Es nuestra intención iniciar el trabajo de reconocimiento de esas personas que aportaron lo necesario para el desarrollo de la misma. Es éste el puntapié inicial que esperamos retomen los historiadores colegas de esa nacionalidad y desplieguen ese peculiar abanico, esquivo para nosotros por falta de referencias adecuadas y limitaciones lingüísticas. Vaya nuestro modestísimo grano de arena.

Astrónomos Aficionados, Astronomía Argentina

Víctor Buso

Un amigo que hizo historia

Historia de la Astronomía no puede guardar silencio ante un hecho astronómico de trascendencia mundial del que fueran protagonistas una supernova – allá muy lejos – y un tenaz aficionado amigo – aquí cerca – que conmovieran recientemente el mundo científico que nos ocupa. Se tratan de una supernova en la galaxia NGC 613 y de Víctor Buso, un destacado aficionado de la ciudad de Rosario.

Astrónomos Aficionados, Astronomía Argentina

ATel – Una experiencia inolvidable

(Ejemplo astronómico de que cuando se quiere, se puede)

Los que nos estamos yendo

Seguimos viniendo

Para evitar que los buenos recuerdos

Se vayan con uno

Originalmente  estas modestas notas personales fueron tituladas “Memorias de un Astrónomo Aficionado”; pero la realidad de lo acontecido, no fue fruto del esfuerzo individual, sino del aporte diverso de múltiples personas amigas que desinteresadamente, con dedicación – y también pasión – contribuyeron a la empresa hoy iluminada desde el ámbito personal, solo por ser los recuerdos los que arriman los hechos determinantes de la aventura. Los que digan que no tienen padre, son unos hijos de… madre sospechosa. Por eso se optó por invocar el símbolo de una épica que trascendió los limitados ámbitos regionales, de la cual fue partícipe desde siempre.

Integrantes de Agrupación Telescopium (ATel) en una reunión de camaradería. (Rincón – Santa Fe – c.1982)

El autor venía del arte, de la literatura, cuando pasó a residir en la ciudad de Santa Fe por traslado laboral. Se desempeñaba como administrativo en la Dirección Provincial de Vialidad en la Zona IV San Javier y hacía solo días que había nacido su segundo hijo en esa ciudad, donde se hallaba residiendo transitoriamente su señora en la casa materna por ello. Un joven vecino de la misma y conocido era un aficionado entusiasta llamado José Alberto Pardi, uno de los fundadores del CAEIS (Centro Astronómico de la Escuela Industrial Superior), fundado para entonces (05-04-1963) con quien conversaba mucho sobre diversos temas, particularmente el astronómico, pasión del mismo.

José Alberto hoy – Cúpula Central de la Escuela Industrial- En ella instalaban el telescopio refractor – At. J. Coghlan

Si bien a sus siete años iniciales, cuando su padre lo puso frente a una mesa de libros y le pidió que escogiese uno para adquirirlo, eligió azarosamente “Astronomía” de Ignacio Puig con el cual bajo el brazo, volvió a su San Javier natal, donde fue devorado con ansiedad. Venía de presenciar en noches sucesivas en casa de su abuela, sita en un campo de la vecina localidad de Alejandra, un cometa que cruzaba en el cenit el cielo nocturno antes de la media noche, en la década del cuarenta; hecho que impresionó profundamente su mente infantil, descubriéndole que el cielo ocurría cosas. Hoy, cavilando, piensa que fue el acontecimiento determinante de aquella adquisición. Ese evidente “Sun Grazer” fue el detonante de la decisión; para entonces esos hechos quedaron inmersos en la nebulosa del pasado.

Edgardo Ronald Minniti Morgan

Ver también la entrada “Eclipse solar del 03-11-1994” en la que se incluyen mayores detalles de ATel.