Antón Stuxberg

A la sombra de “los mármoles” que nombramos en nuestros trabajos como el de “Un Pilar Argentino” desarrollaron sus actividades diversas, múltiples científicos que – lamentablemente – ya han pasado al olvido. Tratamos de rescatar esas sombras por constituir un cabal ejemplo para las nuevas generaciones de sapiencia, voluntad y sacrificio en pos de altos objetivos. En este caso, nos llama la atención un joven sueco que con solo 22 años en 1909 ingresó a la Oficina Meteorológica Nacional y participó activamente en las duras campañas geo-astronómicas en el Atlántico Sur, más precisamente en las islas Orcadas del Sur; lugar de asiento de un observatorio permanente desde su instalación por la expedición…

Leer texto completo en PDF (1,18 MB)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: