El Flaco

Después de mucho dudar, el autor decidió publicar esta historia anti astronómica, como modo de destacar esa anomia que va invadiendo ciertos estratos de nuestra sociedad urbana; colmándolos de personas que marchan hacia ninguna parte; buenos para nada, pese a sus intenciones y sus actitudes supuestamente “progres”. Sepan disculpar la libertad tomada.  Ocurre que también el silencio es una forma de complicidad con esas avenidas colmadas de “slogans”, luces y ritmos estridentes que esconden protagonistas vacíos de todo. El esfuerzo realizado por quienes fueron convocados a lo largo de nuestras historias no se puede diluir y perderse en ese vano sector del acontecer actual; omisivo, inactivo, indiferente de los valores contemporáneos. No nos podemos permitir …”enflaquecer”.

pdf

 

Descargar texto completo en PDF (598 kB)20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: