Un inquieto latinoamericano

Uno puede estar o no de acuerdo con la acción y el pensamiento de los individuos, pero lo que no puede hacer es desconocer la consecuencia de los actos de los mismos, cuando – controvertida o no su personalidad – ha incidido positivamente para transformar una realidad mediocre en un futuro promisorio, cuyos efectos aún se viven y aprovechan en la región.

No muchas personas han conquistado más adeptos y enemigos en esta parte del continente, que el discutido autodidacta, vehemente y atrevido maestro de generaciones, que fue Domingo Faustino Sarmiento. La Astronomía mundial le debe, gracias a su accionar terco y apasionado, una realidad astronómica que es independiente de los juicios de valor. Solo es.

Leer texto completo en PDF (959 kB)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: