Recuerdos

La institucionalización de la ciencia en la República Argentina se inició en la segunda mitad del siglo XIX, en la ciudad de Córdoba, con la fundación del Observatorio Nacional Argentino, la Oficina Meteorológica Argentina y la Academia Nacional de Ciencia.

Entre los primeros empleados de estos establecimientos, se encontraban numerosos extranjeros provenientes del hemisferio norte, los que junto a nativos de estas tierras, gracias a sus conocimientos, su dedicación y trabajo, realizaron importantes logros científicos. Mientras que algunos de estos pioneros regresaron prontamente a sus lugares de origen, otros se quedaron en estas tierras hasta el final de sus vidas, adoptando a la Argentina como segunda patria.

Dado que la mayoría de estos inmigrantes no eran católicos – al igual que varios de los oriundos que les acompañaron –, sus restos descansan en Córdoba, en el cementerio “de los disidentes”, hoy “del Salvador”.

Como parte de la investigación histórica del Observatorio Astronómico de Córdoba, se procuró la identificación del lugar de descanso de los primeros astrónomos y ayudantes de la institución.

Leer texto completo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: