Tránsito de Mercurio del 10 de noviembre de 1894

S. Paolantonio

En la entrada “Registros históricos de los tránsitos de Mercurio observados desde los primeros observatorios astronómicos argentinos” se hacía referencia a que no se tenía conocimiento sobre observaciones realizadas en Córdoba del tránsito ocurrido el 10 de noviembre de 1894. El acceso al informe al Ministro de ese año [1] permite ahora confirmar que el fenómeno sí fue estudiado en el Observatorio según se detalla a continuación.

El tránsito de Mercurio de 1894 fue observado por el director del observatorio, Dr. John Thome, con el telescopio refractor Gran Ecuatorial de 28 cm de diámetro, y por el primer astrónomo Carl W. Ljungstedt [2], quien empleó uno de los “telescopios menores”, probablemente el refractor portátil de 12,5 cm elaborado por Alvan Clark & Sons.

John M. Thome en 1899 (Caras y Caretas, 1899, Año 1 N° 13)

Los tiempos de los dos primeros contactos, esto es, cuando el planeta “toca” por primera vez el disco solar y cuando se sumerge completamente en el mismo, pudieron ser medidos con exactitud. En el momento del contacto interno, Thome señala la aparición del efecto óptico de “ligadura negra” (“gota” o “lágrima”), apreciándose que el borde del disco solar y el del planeta se mantuvieron unidos por un lapso de 6 a 8 segundos. El disco de Mercurio es descripto como perfectamente circular y negro (Thome, 1895).

f2

Dibujo del efecto óptico mencionado por el Dr. Thome en su informe (Caras y Caretas, 1918, N° 485).

A causa de las nubes, la salida no pudo ser observada.

El director destaca que el objetivo de estos estudios era examinar detalles del planeta y corregir sus efemérides (Thome, 1895), sin embargo no publicaron los resultados.

Notas:

[1] Varios de los informes realizados durante la gestión del Dr. Thome no han podido encontrarse en el observatorio. Sin embargo, se han ubicado en las Memorias del Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública, a las cuales se pudo acceder en la Biblioteca Nacional de Maestros en la ciudad de Buenos Aires. El autor agradece la gran ayuda dispensada por los bibliotecarios de esa institución.

[2] Carl W. Ljungstedt, se desempeñó en el observatorio desde 1890 y fue designado Primer Astrónomo en junio de 1893, en reemplazo del renunciante R. H. Tucker. Realiza observaciones con el Círculo Meridiano y entre otras tareas trabaja en las zonas de laAstronomische Gesellschaft. En 1891 lleva adelante observaciones de los cometas Barnard (1891 IV) y Swift (1892 I). Integra junto al director J. Thome y a Tucker la comisión que se traslada a Rosario de la Frontera – Salta – para el estudio del eclipse total de sol del 16 de abril de 1893. Reemplaza al director en forma interina cuando éste viaja a Chicago entre el 1/6/1893 y 1/1/1894 (Minniti y Paolantonio, 2009). Luego de renunciar – 1895 o principios de 1896 – se establece en Buenos Aires, donde realiza tareas de ingeniería civil, publicando numerosos trabajos hasta al menos 1928.

Referencias

  • Thome, J. (1895) Informe al Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública, Año 1894. Memoria presentada al Congreso Nacional de 1895, Tomo III, p. 254.
  • Minniti, E. R. y Paolantonio, S. (2009). Córdoba Estelar. Historia del Observatorio Nacional Argentino. Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Córdoba. Córdoba: Editorial de la Universidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: