Ficción astronómica en la historia reciente

En esta historia, sus protagonistas generalmente no hacen astronomía, pero la promueven, la divulgan. Hay excepciones notables entre ellos como Donald Menzel, Carl Sagan, Fred Hoyle y otros, que la practicaran al más alto nivel y también se permitieron esa suerte de juego extraño que tratamos de comprender.

Hemos hablado de Astronomía y Arte en una nota reciente, destacando el íntimo vínculo existente entre ambas actividades humanas. Dado que, en verdad, la influencia de la ficción astronómica sobre las personas de la astronomía – no considerada – es mayor de lo que generalmente nos disponemos aceptar, el autor se permite generar esta nota, tratando de volcar en ella la poca experiencia recogida, tanto histórica como literaria. Lo dijimos, no nos hagamos los distraídos, Tennyson el Astrónomo Real de Isabel, era poeta; el gran astrónomo y matemático de la Persia, Omar Khayyam, también lo era. ¿Quién olvida su Rubayyat?; así como los Herschell y otros muchos.

Ver texto completo (pdf,  607 kB) (versión mayo 2010)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: