Astronomía Argentina, Ciencia argentina, Historia de la Astronomía

Comienzo de la ciencia argentina

A fines de 1870, Benjamín A. Gould, el “sabio” estadounidense cuyo destino sería dar el empujón inicial a la ciencia moderna Argentina, llegaba a la “Docta” junto a su familia, para hacerse cargo de la dirección del Observatorio Nacional Argentino…

“Al aparecer Córdoba ante los cansados ojos de los viajeros, luego de meses de transitar mares y extensas llanuras, en ellos seguramente se entremezclaron sentimientos de alivio e incertidumbre, acompañados del monótono trepidar de las ruedas del tren.

La imagen a través de la pequeña ventanilla, mostraba una ciudad de rasgos medievales, habitada por 30.000 almas, inmersa en las sombras de la noche, iluminada pobremente por farolas de kerosén; vista que seguramente no les dio tranquilidad. Terminaba el prolongado jueves 8 de septiembre del año 1870.

En los días siguientes, entre recepciones, Gould es acompañado por el Ingeniero nacional Pompeyo Moneta, y el Inspector de Escuelas Don José M. De la Torre, que ponen a su disposición los terrenos  ubicados al oeste, para que escoja el más adecuado a sus fines. Éstos habían sido preseleccionados de acuerdo al pedido de Sarmiento, que se ubicasen en las afueras de la ciudad, en el sitio denominado “Los Altos”, lugar dominante cerca de ésta.

El 20 de septiembre ya se había decidido por una parcela,  cuyo nivel se encontraba a la altura de las más altas cruces de las iglesias mayores, que por aquel entonces dominaban la fisonomía ciudadana.

La zona marcada por profundas barrancas, aunque próxima a la ciudad era de difícil acceso. Inhóspito lugar, con muy escasa vegetación, se ubicaba al sudoeste del centro, a 8 cuadras del Paseo Sobre Monte,  13 de la Plaza Central y a unos 40 metros sobre el nivel de ella, no lejos de los jardines de la Exposición Nacional y la Cañada.”

(Tomado de Paolantonio S. y Minniti E. R. 2002, Uranometría Argentina 2001, SECyT-OAC Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba)

La imagen muestra la vista de la ciudad de Córdoba que tenían los visitantes del Observatorio Nacional a mediados de la década de 1870. El dibujo pertenece a la portada del Atlas de Uranometría Argentina de 1879. Es probable que el autor haya sido Albert K. Mansfield, empleado de la institución que se encargó del dibujo de los mapas del atlas (digitalizada, procesada e identificación, S. Paolantonio)

SP y ERM

cordoba1
Imagen con los principales edificios identificados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s